Escudo de la República de Colombia

Jorge Alberto Uribe, jefe global de productividad y transformación organizacional de la multinacional Procter & Gamble (P&G), es Ingeniero Administrador egresado de la Facultad de Minas. Se ha desempeñado en dicha compañía por más de 30 años y fue invitado a una de las recientes ceremonias de graduación para dirigirles el discurso de “La última lección” a los graduandos de Ingeniería Administrativa e Ingeniería Geológica.

 

 

Uribe resalta el orgullo que siente al ser egresado de la Facultad, por la tradición histórica de la Escuela de Minas y la formación de líderes que han sobresalido en Colombia y en otros países.

De igual forma destaca la capacidad analítica y solidez académica que le brindó la Institución y que le han permitido salir adelante en la resolución de problemas y el análisis de escenarios, actuando con recursividad, creatividad e innovación; “y aún más importante, los principios de integridad, profesionalismo, ética laboral y personal”, añade.

Como mensaje para los recién egresados de la Facultad de Minas, Uribe subraya el liderazgo  que lo ha llevado lejos y le ha permitido hacer parte de una de las mayores multinacionales del mundo, productora y distribuidora de más de 150 marcas y con presencia en más de 160 países.

Según él, algunas de las características por las cuales resalta un buen líder son la humildad personal combinada con una actitud competitiva que lo lleve a ser el mejor en todo lo que hace. “Son absolutamente intolerantes de la mediocridad, son perseverantes en su propósito de hacer lo que haga falta por obtener resultados superiores, por ganar; eso sí, dentro de los más altos estándares éticos”.

Así mismo, considera que un líder es alguien que sepa ver las oportunidades en momentos que otros sólo ven obstáculos; que combine actitud, competencia, integridad y ética. Adicionalmente, que sepa adaptarse a los cambios que vienen constantemente y tenga plena disposición para innovar en cada una de las cosas que hace.

Otro aspecto clave que Uribe considera que no se debe dejar de lado es el compromiso con el medio ambiente y la responsabilidad social, para retribuirle a la sociedad y generar un efecto multiplicador.

“En todos estos años una de las muchas cosas que me ayudaron fue la de no preocuparme o distraerme en qué tan lejos podía llegar, sino enfocarme en hacer la mayor diferencia posible en las asignaciones del momento y poco a poco se fueron dando las cosas”, concluye el Ingeniero.