Escudo de la República de Colombia

Este miércoles 18 de mayo  se celebra el Día Internacional de los Museos. En el mundo se harán diferentes actividades para homenajear estos espacios culturales y, la Facultad de Minas también se unirá a la celebración.

“Los museos de verdad son los sitios en los que el tiempo se transforma en espacio”, asegura  Orhan Pamuk, escritor, novelista, ensayista y ganador del Nobel de Literatura en 2006. Esa premisa se hace realidad en el Museo de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín que lleva más de un siglo reconstruyendo el pasado y estudiando la evolución de las ciencias de la tierra.

 

La historia del Museo de Mineralogía, actualmente (Museo de Geociencias), se remonta a 1888, año en el cual la Universidad de Antioquia, por medio de su rector Tulio Ospina, donó una colección de geología con unas 2.000  muestras de minerales. Este hecho propicio la creación del Gabinete de Mineralogía y de Geología que buscó enriquecer las muestras con salidas de campo, compras de colecciones en otros lugares del mundo, donaciones, e intercambios con otras instituciones.

 

Y es que para la conformación de las colecciones de rocas, fósiles y minerales del Museo de Geociencias fueron necesarios los aportes y donaciones de muchos personajes que han sido determinantes en la historia, como por ejemplo el profesor Gerardo Botero quien a través de su tesis sobre el tratado de paleontología de Colombia en 1937 contribuyó en gran medida a la colección de fósiles.

 

Asimismo, la hija del ingeniero Hernán Garcés, uno de los primeros egresados de la Escuela de Minas, director de la Planta Metalúrgica realizó una donación de documentos y libros que da cuenta del gran legado que dejó a la sociedad, la academia y la historia.

 

“La hija de Garcés buscó qué hacer con sus libros y archivos fotográficos y por esa razón los donó al museo. Ahí está gran parte de lo que quedaba de su biblioteca,  como por ejemplo los mapas de la planta de fundición que desarrolló en la empresa Peldar. Él también era fotógrafo y dejó un registro impresionante desde que estaba en el colegio hasta que entró a la Escuela Nacional de Minas en los años 30, las salidas de campo con sus compañeros, registros del campus, y parte de la Planta Metalúrgica que existía en la Escuela”, afirmó la geóloga y directora del museo Marion Weber.

 

Se estima que hay aproximadamente 3 mil minerales, más de 5 mil rocas y una cantidad no calculada de fósiles que podría superar las anteriores cifras, sin embargo aún se está en el proceso de inventario para conocer la cantidad exacta de piezas que hay hasta el momento, además desde la reapertura del museo se han recibido donaciones.

 

Weber manifestó que la colección de minerales, fue en su momento la más grande de Latinoamérica. En los últimos años se ha conformado otra nueva colección de equipos y herramientas que se utilizan en la geología y que poco a poco se han ido recuperando en los laboratorios de las instalaciones del campus: microscopios, estereoscopios, balanzas y hasta un sextante solar.

 

Desde la reapertura de la sala de exhibición del museo, hace medio año, se cuenta con un cuarto ampliado de minerales fluorescentes y una vitrina con esmeraldas, zafiros y rubíes en bruto. Para el proceso de renovación el espacio estuvo cerrado dos años y uno de los objetivos era tener en las instalaciones del museo la posibilidad de que los visitantes no necesitaran guías para sus recorridos, sino que por el contrario las personas pudieran encontrar en las vitrinas la información  auto explicada o auto contenida, aunque siempre hay un monitor dispuesto a hacer un recorrido guiado.

 

Museos Universitarios en el País

 

Para Weber, no hay muchos museos universitarios conformados en el país, y atribuye esto a que este tipo de espacios son específicos en sus áreas temáticas. “Los museos de las universidades son un repositorio de conocimiento, ahí es donde se muestra qué se está haciendo en la institución universitaria, es el espacio donde las personas del común observan los avances en investigación y extensión que se realizan”.

 

Precisamente por la razón de unir esfuerzos para que los museos de las academias fortalezcan sus procesos, se llevará a cabo por primera vez en el país, el Encuentro de Museos Universitarios de Colombia, el evento se desarrollará en la ciudad de Barranquilla. Allí durante tres días habrán: exposiciones, talleres, conferencias, y charlas magistrales de distintas instituciones con expertos en el tema.

 

“Hay una gran expectativa porque este tipo de escenarios nos permiten mostrar al exterior los métodos que estamos articulando en la Facultad. Por ejemplo actualmente hay varias piezas que fueron prestadas al Museo Nacional y otras que irán al Parque Explora”, destacó Weber.

 

Agregó que los museos universitarios no solo deben registrar y preservar lo que se produce académicamente, sino que es necesario divulgar, “somos unos traductores de conocimiento”. El Museo de Geociencias pertenece a la Mesa de Museos de Medellín, que se creó hace un año, una agremiación que busca generar actividades conjuntas para apoyarse y producir intercambios.

 

A futuro Weber pretende tener toda la información del material que alberga el museo, no solo en inventario que es a corto plazo, sino en valor de patrimonio, por ejemplo conocer la historia de las colecciones y responder a interrogantes: ¿cómo llegaron?, ¿cómo se constituyeron?, ¿qué significaron? ,y ¿cuál es su valor histórico?.

 

El Museo de Geociencias también conserva una colección resultado del trabajo cartográfico que el alemán Emil Grosse elaboró sobre el suroeste de Antioquia, y que no existía para la época, donde se muestra la emergencia de la geología en el departamento. “Él vino alrededor de 1921 traído por el Ferrocarril de Antioquia, la Gobernación de Antioquia y la Escuela Nacional de Minas, que le pagaban parte del sueldo con la condición de que diera clases de geología, llevara a los estudiantes a campo, y trajera algunas colecciones. Su legado incluye las muestras de rocas del trabajo que hizo para el Ferrocarril, de la zona carbonífera entre Bolombolo y Olaya, y mapas detallados realizados a partir de su trabajo de campo”, explicó la directora del Museo.

 

Por ejemplo con las muestras del alemán se pretende estudiar, analizar y recuperar información que permita entender el proceso de construcción de conocimiento, ¿cómo se integró en ese momento? y, ¿el impacto que tuvo?. Esto mismo con las demás colecciones. Pues el objetivo, según la directora del museo, “es que el conocimiento sea divulgado y trascienda, que no se quede muerto. Por esa razón se crearán exhibiciones y catálogos virtuales e impresos”.

 

Añadió que hay que conocer las colecciones, entenderlas, preservarlas y utilizarlas de distintas maneras siempre con el fin de que el público se apropie del material.

 

Día Internacional de los Museos

 

Para celebrar el Día Internacional de los Museos, este miércoles 18 de mayo se hará una muestra interactiva-didáctica en el hall del bloque M3. Allí, durante una semana, habrá una actividad en la que las personas encontrarán diferentes preguntas sobre museos y sitios que son patrimonio en el mundo, y las respuestas estarán en imágenes que se podrán ver a través de unos visores.

 

El tema del Día Internacional de los Museos del 2016 será Museos y Paisajes Culturales. Será igualmente el tema de la Conferencia general del Consejo Internacional de los Museos (ente que promueve el homenaje) que tendrá lugar en Italia, del 3 al 9 de Julio de 2016.

 

El objetivo de la conmemoración es crear conciencia y sensibilizar al público sobre el hecho de que los museos son un medio importante para los intercambios culturales, el enriquecimiento de culturas, el avance del entendimiento mutuo, la cooperación y la paz entre los pueblos. En 2014 más de 35 mil museos de 145 países participaron en el evento.