Escudo de la República de Colombia

Así lo afirmó Sandra Bessudo luego de contar su larga trayectoria en conversatorio. Propone más conciencia ciudadana en el tema de las basuras en ríos y mares.

Con el objetivo de dialogar con estudiantes, egresados y docentes de la Facultad de Minas, acerca de la experiencia de Sandra Bessudo, bióloga marina y máster en estudios de ciencias de la vida se llevó a cabo la semana pasada el Conversatorio denominado, “Política Ambiental y Política de los Océanos”.

 

Allí más de 30 personas, durante tres horas, en el Aula Máxima Pedro Nel Gómez tuvieron la oportunidad de conocer la experiencia académica, profesional y política de Bessudo quien desde 2012 asumió la Dirección General de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia.

 

La principal conclusión a la que se llegó, es que urge coordinar todas las instituciones  que están involucradas en el tema de los océanos, por ejemplo el Ministerio de Minas y Energía, el Ministerio de Vivienda que tiene ver con los litorales, la Armada Nacional, la Autoridad Marítima Nacional y el Ministerio de Agricultura, entre otros.

 

“El océano es un todo y por esa razón tenemos que, de alguna manera, trabajar conjuntamente y lograr verlo como un eje transversal del medio ambiente. Desde la academia lo que se pretende es que las universidades generen información técnica y científica que pueda tener una divulgación masiva”, manifestó Bessudo.

 

Asimismo se tocaron otros temas como la necesidad de incentivar y apoyar investigaciones científicas en el ámbito marino para formar buenos profesionales y así no tener que traer gente formada en el extranjero.

 

Andrés Osorio Arias, profesor adscrito al Departamento de Geociencias y Medio Ambiente aseguró que ese conversatorio nació de un curso llamado, “Cátedra del Mar” donde se traen a varios expertos para debatir entorno a los ecosistemas, la cultura y política marina.

 

“Luego de confirmar a Sandra Bessudo para que hiciera presencia en ese curso, se pensó en la idea de tener otro espacio, como un conversatorio, con esta activista ambiental, protectora del Pacífico y de la biodiversidad de la Isla Malpelo”, aseguró Osorio.

 

Agregó que el balance fue positivo debido a que se generó la interacción que se quería entre el público y la experta, “el propósito era que fuera un diálogo cercano, preciso y sobre todo argumentativo entre los asistentes y eso se cumplió”. 

 

Conflicto con Nicaragua

 

Al respecto de la disputa limítrofe de Colombia con Nicaragua, Bessudo afirmó es fundamental demostrarle a la Corte Internacional de La Haya que el país también hace parte de Naciones Unidas y que no tuvieron en cuenta otras instituciones como la Unesco.

 

Según la experta, Colombia fue quien hizo la solicitud para que ´Seaflower´,  se convirtiera en reserva de biosfera, la cual fue declarada en noviembre de 2000 por la Unesco, en ese sentido se mostró la institucionalidad y la coordinación como país, aspecto que no se vio en el conflicto con Nicaragua.

 

Osorio coincide con Bessudo  al afirmar que se notó un espíritu expansionista de ese país y muy poca fortaleza jurídica para la defensa. Sin embargo expresó que desde la academia y especialmente desde el grupo de investigación que él lidera, Oceánicos - Oceanografía e Ingeniería Costera de la Universidad Nacional, se investiga tanto mares abiertos como costa y se relaciona con la tecnología para tener información relevante que sea de utilidad a la sociedad y la industria.

 

“Por ejemplo analizamos la biodiversidad, la física, la química, el fondo marino, la geología, los sedimentos, la geomorfología, y como eso juega un rol de mantener esa presencia de territorialidad. Además intentamos responder, ¿para qué le sirve eso a la sociedad?: energías renovable, eco-turismo y temas portuarios”, acotó Osorio.

 

Las indagaciones se han realizado en San Andrés y Providencia, en alianza con la Armada Nacional y la Comisión Colombiana del Océano y, próximamente “estaremos en unas expediciones a los cayos, para obtener información que nos permita proteger los arrecifes de coral, eso nos ayuda para resguardar el cayo, porque eso nos ratifica mantener el límite territorial”, finalizó Osorio.