Escudo de la República de Colombia

El Laboratorio de Fabricación Digital-FABLAB de la Facultad de Arquitectura fue el espacio que albergó al curso y sus estudiantes entre el 21 de mayo y el 1 de junio del 2018.

 

17 estudiantes de la Universidad de Purdue y 13 de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín participaron de la segunda edición del Curso de Verano para construir una Guitarra Eléctrica “Engineering the Guitar from the U.S. to Colombia”. El curso estuvo a cargo del profesor visitante de la Universidad de Purdue, Richard Mark French con el apoyo del profesor visitante José Manuel García Bravo.

 

El taller se dicta bajo un convenio de cooperación internacional entre ambas instituciones, que contempla el intercambio estudiantil además de otras estrategias de investigación, docencia y extensión. Según Ernesto Pérez González, Vicedecano de la Facultad de Minas, desde el segundo semestre del año 2016 cuando se firmó el convenio se viene apostando a la interacción de estudiantes y profesores entre ambas universidades, lo que ha permitido fortalecer cada vez más la relación.

 

“Estos espacios son propicios para que los estudiantes de la U.N. fortalezcan el manejo del inglés, al tener una interacción directa con personas nativas, además de adquirir nuevos conocimientos que aportan a la formación de profesionales integrales, además del intercambio académico, social y cultual que puedan tener los jóvenes”, agregó Pérez González.

 

José Manuel García Bravo, profesor de la Universidad de Purdue y Coordinador del curso explicó que dentro de las temáticas del curso, además de investigar sobre los materiales y herramientas locales en la ciudad, decorar y crear los instrumentos musicales también se reflexiona sobre el medio ambiente, la ingeniería, el arte y la cultura.

 

Richard M. French, de la Universidad de Purdue afirmó que experiencia fue exitosa,  “es la segunda vez que se dicta el curso, de hecho, algunos problemas logísticos la versión pasada fueron solucionados de la mejor manera, en general, el curso está mucho mejor”.

 

Añadió que la universidad fue bastante acogedora y brindó todo lo necesario para la ejecución del curso. “Los estudiantes estuvieron muy comprometidos con las clases, el único problema es que tienen otras clases y muchas veces tiene exámenes, por lo tanto les toca ausentarse un par de horas para atender a sus compromisos y luego volver”.

 

 

(Por/fin:AMR)

38/18