Escudo de la República de Colombia

Prueba piloto con jóvenes de décimo y once del Colegio San Ignacio de Loyola tuvo un balance positivo, tras visitar las instalaciones del Núcleo el Río y el campo de acción de un ingeniero mecánico.

 

Conocer el desarrollo vocacional de los estudiantes de Ingeniería Mecánica, así como explicar los procesos que se llevan a cabo en cada uno de los laboratorios del núcleo el Río de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín era el objetivo de la estrategia que desarrolla la Sede Medellín sobre la promoción de la universidad en el entorno educativo exterior, en este caso jóvenes de último grado del Colegio San Ignacio de Loyola.

 

Alejandro Restrepo Martínez, director del Área Curricular de Ingeniería Mecánica, aseguró que lo se hizo fue exponer la definición de ingeniería mecánica y mostrar cada uno de los laboratorios con los que cuenta el Núcleo el Río. “Se tuvieron clases teóricos y prácticas para explicar el alcance de la carrera, además se dio a conocer todos los procesos académico-administrativos de la U.N. Sede Medellín”.

 

Añadió que cada coordinador de laboratorio planeó distintas actividades con los jóvenes: el primer día se trabajó en el laboratorio de diagnóstico de maquinaria con todo lo que tiene que ver con montajes hidráulicos y mecánicos; luego se pasó al laboratorio de diseño donde se mostraron las cámaras térmicas y las impresoras 3D. Igualmente los jóvenes estudiaron los procesos de soldadura, fundición y máquinas de corte; todo lo anterior en la primera sesión,  en la segunda, debía construir algo en laboratorio.

 

El profesor Restrepo Martínez manifestó que el reto está en integrar más colegios de la ciudad para que estas iniciativas tengan un impacto fuerte en los jóvenes quienes deben saber los quehaceres de cada una de las ramas de las ingenierías.

 

“Todos los semestres el número de estudiantes de ingeniería mecánica están por arriba de los cupos existentes, entonces es fundamental compartir totalmente el programa de ingeniería mecánica hacia el exterior, hacia otra mirada, hacia otras personas que no podrían o no quisieran venir a la Universidad Nacional, pero con esta aproximación ven la universidad con otra perspectiva” dijo el profesor.

 

Es necesario que los jóvenes, cuando aspiran a una ingeniería en una universidad pública, tengan claro el campo de acción y la definición de la misma, “de hecho este tipo de estrategias colocan a la ingeniería mecánica como una excelente opción de profesionalización, donde en dos días, los estudiantes  pueden o encantarse con la profesión, tomar una decisión acertada para su futuro o en caso contrario, desertar de esa idea”, explicó el profesor.

 

El profesor agradeció la gestión y liderazgo de los profesores Nelson Vanegas, Jorge Iván Gómez y Wilfredo Montealegre Rubio quienes acompañaron los dos días de visita y quienes asignaron una respectiva nota que sería tenida en cuenta por los profesores del Colegio San Ignacio.

 

Ismael Barrientos, estudiante de décimo grado en el colegio San Ignacio, aseguró que fue una experiencia muy gratificante, entiendo que la ingeniería mecánica es de su interés profesional. “Con esta visita terminé de convencerme de que esto es lo quiero estudiar y más en esta universidad, es un programa muy bueno que cuenta con laboratorios muy bien dotados y su calidad de investigación es trascendental”.