Escudo de la República de Colombia

El CO2 es un gas de efecto invernadero y uno de los causantes del incremento de la temperatura en la tierra. De hecho para producir 1 tonelada de cemento se emite la misma cantidad de C02 a la atmósfera.

 

Buscar una alternativa tecnológica para capturar CO2, recolectarlo e inyectarlo en el subsuelo y dejarlo atrapado allí, y así evitar el incremento de la temperatura de la tierra es uno de los proyectos más ambiciosos del Grupo de Investigación en dinámica de flujo y transporte en medios porosos de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

 

Para el profesor Juan Manuel Mejía, adscrito al Departamento de Procesos y Energía, y líder del grupo de investigación en dinámica de flujo y transporte en medios porosos, se pretende entonces abrir el panorama a Colombia para poder hacer captura y secuestro de CO2 de carbono en yacimientos maduros o yacimientos agotados; pues con el incremento de la temperatura como consecuencia de las emisiones de CO2, hay una tecnología que se está utilizando en diferentes parte del mundo la cual consiste en inyectar CO2 de plantas termoeléctricas, cementeras y procesos donde antes había crudo, petróleo y gas

 

“Con la captura y secuestro de CO2 se tendría un impacto muy positivo en el medio ambiente, pues ese CO2 se puede utilizar para producir más petróleo, o en el caso contrario, cuando el pozo no produzca más, el campo estaría listo para poder ocupar ese espacio con el mismo CO2 y almacenarlo durante millones de años” explicó el profesor.

 

Añadió que se llegará el día en el que el C02 no se pueda seguir emitiendo en las cantidades en las que se hace en la actualidad, entonces la idea es que la huella de carbono sea mínima y empezar a analizar tecnologías que permitan tener un reservorio o depósito de CO2.

 

Ahora lo que sigue será evaluar cuáles son los focos donde se está generando el CO2 en Colombia su potencial y cómo se haría para el transporte de ese CO2 hasta los yacimientos petroleros.

 

El profesor Mejía resaltó que si bien el secuestro y la captura de C02 es una de las grandes apuestas del grupo de investigación también vienen trabajando en el “Plan Nacional para el potenciamiento de la tecnología de recobro mejorado con gas químicamente mejorado” donde el objetivo principal es potenciar el uso de la tecnología desarrollada en la Facultad de Minas y probada en el contexto de crudos livianos e intermedios del Pie de Monte Llanero, y extender al territorio nacional.

 

Juan David Valencia, integrante del grupo de investigación aseguró que el grupo surge como una necesidad de poder conocer y evaluar diferentes procesos de la inyección dispersa que no han sido estudiados, y analizar las capacidades adicionales que permitan mejorar las técnicas y metodologías de la industria petrolera.

 

“Con la tecnología de recobro mejorado con gas químicamente mejorado se tienen dos propósitos; el primero, favorecer la producción de hidrocarburos; el segundo, mitigar o reducir posibles daños asociados a la inyección del gas evitando problemas de daño de formación”, explicó Valencia.

 

Este grupo de investigación que nació en el año 2013 es pionero en el país, en el desarrollo de módulos y de software para apoyar la inyección de químicos dispersos. Además ha participado en varias conferencias en donde se han presentado los resultados de investigación, Latinoamérica, Europa, Norteamérica, donde la mayoría de proyectos son derivados de trabajos colaborativos con la industria petrolera colombiana.

 

“Recientemente ganamos el premio de la Asociación Colombiana de ingenieros de petróleos en el segundo puesto de innovación. También el pasado mes de mayo del presente año el grupo participó en el Congreso Mundial de Medios Porosos, una de las conferencias más importantes del mundo”, finalizó Mejía.