Escudo de la República de Colombia

La Facultad de Minas fue el escenario para desarrollar un taller en el que se discutieron las posibles soluciones a las problemáticas industriales en tribología de sistemas ferroviarios. Se esperan marcos y proyectos colaborativos entre los países participantes.

Se trató del workshop: “FRICTION MANAGEMENT AT THE WHEEL RAIL/INTERFACE: A FUNDAMENTAL APPROACH TO SPECIFIC INDUSTRIAL SITUATIONS” (FMWR 2016), evento que se desarrolló del lunes 29 al 31 de agosto y que tuvo como premisa discutir problemas y soluciones relativos a la tribología (ciencia que estudia la fricción, el desgaste y la lubricación entre superficies en movimiento) del sistema rueda-riel en ferrocarriles de Colombia, México, Brasil y Reino Unido.

 

Según Alejandro Toro Betancur, profesor adscrito al Departamento de Materiales y Minerales y moderador del evento, el objetivo era establecer una red de cooperación sobre temas de tribología de sistemas ferroviarios específicamente de contacto rueda-riel con expertos de la Universidad de Sheffield, Inglaterra; algunas empresas de nacionales e internaciones como Vale, universidades del Brasil, el Metro de México y el Metro de Medellín.

 

Durante dos días se examinaron aspectos tribológicos del contacto rueda/carril, tales como el uso de modificadores de fricción y lubricantes, reperfilado de las estrategias, técnicas de inspección y mejoras de materiales, entre otros.

 

Toro Betancur aseguró que el evento hace parte de un proyecto que se tiene en asocio con el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM), con la Universidad de Sheffield y el Metro de Medellín. Es financiado por la Academia de Ingeniería del Reino Unido, “se aplicó a unas convocatorias y se ganó un dinero para financiar una propuesta académica y de ahí nace esta idea de establecer cooperación y trabajos conjuntos”, manifestó el docente.

 

Agregó que es un esfuerzo de colaboración, cuyo objetivo es promover el desarrollo de soluciones a los problemas actuales relacionados con la tribología rueda / carril en ferrocarriles comerciales. Luego de este encuentro se generan una serie de propuestas de investigación a futuro que se deben desarrollar en los próximos meses 18 meses. Éstas deben centrarse en los problemas industriales y promover el intercambio de información y las personas entre los equipos implicados.

 

Para el docente de la Facultad de Minas uno de los retos más importantes para ese sector es la energía verde, la preservación de los recursos naturales, el menor consumo de energía en los procesos de transformación y la menor generación de contaminantes. “Por ejemplo la fricción entre las ruedas y los rieles genera ruido y gran cantidad de residuos, el desafío mundial es cómo reducir ese aspecto”.

 

Al respecto Mauricio Soto, Jefe de Investigación, Desarrollo e Innovación del Metro de Medellín, expresó que los eventos con la academia son fundamentales para fortalecer la llave empresa-universidad, para el desarrollo de conocimiento regional y de nuevas tecnologías, “en este caso algunas tecnologías y materiales que usamos frecuentemente no son fáciles de conseguir en el mercado nacional y siempre serán temas que nos interesan para mejorar el servicio día a día”.

 

Agregó que, específicamente en este workshop, se estudió el tema de la interfaz rueda/riel; en todo sistema férreo se presentan desgastes por el trazado y el contacto de las ruedas metálicas y los rieles, en ocasiones éstos no son típicos, y estudios especializados con alto componente científico llevan a solucionar esos problemas.

 

Juan Manuel Alvarado Orozco, director de ingeniería de superficies del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial de México manifestó que lo más importante del encuentro son las oportunidades de colaboración, en temas ferroviarios, que se pueden establecer al final.

 

Para este académico mexicano los retos del sector son grandes, por la complejidad y la dinámica de los parámetros relacionados con los desgastes de ese tipo de sistemas, sin embargo el desafió está en establecer contactos de cooperación internacional que permitan sumar las competencias en diferentes áreas específicas.

 

Por ejemplo la idea es tener más estudiantes interdisciplinarios en intercambio y en proyectos colaborativos entre ambos países. Según Alvarado Orozco los sistemas ferroviarios de México son distintos a los de Medellín, pues los primeros son de plástico y los segundos de metal, es decir aunque hay similitudes también hay divergencias.

 

El centro para el que trabaja Alvarado Orozco desea desarrollar un laboratorio explícito para resolver los problemas asociados con el Metro de México, no solamente en los sectores de los materiales sino desde el punto de vista de la actualización de la electrónica, la manufactura, control de la optimización y la integración de los sistemas de integración electrónico.

 

Roger Lewis, profesor de la Universidad de Sheffield y miembro del Comité Académico del evento dijo que al final del workshop y con los datos e información obtenida se estructurarán estrategias de gestión con el objetivo de reducir el consumo de energía y el aumento de la seguridad de la operación.

 

“Para desarrollar estrategias de mitigación de daños para el sistema rueda / carril sobre la base de las pruebas de laboratorio sistemática y la mejora de la formación y la cualificación de los ingenieros con respecto a la experiencia de tren. Asimismo crear metodologías para la aplicación de las soluciones que se generen, así como para el intercambio continuo de ideas entre los socios académicos e industriales de la región”, finalizó Lewis.