Escudo de la República de Colombia

El ingeniero, Josep Maria Aymami Alcarraz, gerente de empresa española TSS que diseñó una herramienta que permite entender el impacto de cambios que se plantean en las calles, dictó una conferencia en el Aula Máxima Pedro Nel Gómez. 

Propiciar soluciones para las grandes congestiones de tráfico siempre será un reto pendiente para las metrópolis. Los ciudadanos que diariamente deben luchar contra ese fenómeno niegan una buena gestión de soluciones, por parte de las autoridades de tránsito, para mejorar. Por esa razón y para evitar las colas de las horas pico, los semáforos eternos o las rutas que alargan los viajes el ingeniero, Josep Maria Aymami Alcarraz brindó este martes en el Aula Máxima Pedro Nel Gómez, la conferencia Modelos de Tránsito Online.

 

Allí más de 70 personas, entre estudiantes, docentes y comunidad en general conocieron las tecnologías y modelos de tránsito online que pueden ayudar significativamente a lograr simplificar la movilidad en las ciudades. Y específicamente se habló de TSS, una organización que lleva 16 años comercializando un software que contiene varias funcionalidades para las ingenierías de tráfico.

 

Aymami Alcarraz, aseguró que actualmente tienen más de 3.800 licencias en 70 países, “nuestro herramienta, denominada, ´Aimsun´ es un programa creado por TSS y llevado al mercado a través de licencias para que tanto los ingenieros como las universidades puedan hacer estudios y pruebas para mejorar el tráfico”.

 

Agregó que este tipo de herramientas van enfocadas principalmente a la administración pública y luego a los consultores que trabajen para proyectos de mejoras en el tránsito y la movilidad, aunque también es utilizada en centros de investigación y universidades. 

 

“Por ejemplo tenemos un uso de 35% puramente académico con estudiantes que realizan sus tesis y que aprenden a utilizar las herramientas y, finalmente a todo los nuevos actores en el mundo de la movilidad como podrían ser: empresas integradores de transporte o tecnológicas que necesitan equipos como este para trabajar y evaluar sus implementaciones antes de ponerlas en servicio”, afirmó Aymami Alcarraz.

 

Aimsun es un software de modelización y gestión de tráfico que ya tiene experiencia en mejorar la eficiencia de redes de transporte en ciudades como Nueva York, París, Madrid, Barcelona o Montreal. Para Aymami Alcarraz el sistema  de simulación permite ver qué sucedería con la movilidad en determinada zona, si se introduce, por ejemplo, una nueva glorieta, un semáforo o cómo afectaría la instalación de un nuevo centro comercial o de alguna obra como los tranvías. Y esas funcionalidades se logran construyendo una representación de las carreteras y los desplazamientos y calculando cómo se mueven los vehículos y los peatones.

 

A parte de las grandes ciudades ya mencionadas, el Aimsun está en algunas metrópolis asiáticas y en Australia; en Latinoamérica, Chile es de los países más avanzado en modelos estratégicos. Asimismo Colombia, Brasil, y México cada vez más tienen una presencia en el uso de herramientas avanzadas en simulaciones, “poco a poco comienzan a tener un papel muy importante a la hora de gestionar estos proyectos y se convierten en nuevas alternativas de mejorar el tráfico, pero aún falta camino por recorrer”, expresó Aymami Alcarraz.

 

Sin embargo, Colombia ya inició su proceso con el funcionamiento de algunos sensores en las vías, elemento principal que requiere la simulación, para poder crear los modelos de tránsito. Es así como en Bogotá, Medellín y Barranquilla, específicamente en las universidades colombianas la simulación  es transcendental para las investigaciones en diferentes áreas.

 

Para el profesor Víctor Gabriel Valencia Alaix, adscrito al Departamento de Ingeniería Civil, las simulaciones son importantes porque pueden dar soluciones de movilidad en tiempo real, en cuestiones de segundos gracias a sensores instalados en las carreteras y que envían datos al instante.

 

“Hasta hace unos años ni se imaginaba la posibilidad de poder tener simulaciones  inmediatas y aunque esta herramientas no haga milagros si acercan posibilidades efectivas”, dijo Valencia Alaix a la vez que manifestó que el sistema tiene tanto alcance que puede medir las emisiones de Co2 a la atmósfera.

 

Es decir en tiempos como los que vive la ciudad en los que la contaminación del aire es muy alta y se ha generado una crisis ambiental, esa herramienta podría dar estrategias para solucionar el problema, por ejemplo determinar los sectores más contaminados e implementar acciones más efectivas.

 

Todas esas respuestas pueden llegar a los usuarios a través de las nuevas tecnologías como las redes sociales, paneles informativos en las vías o como pasa en Estados Unidos con los automóviles inteligentes, que reciben en el sistema del carro esa información.