Escudo de la República de Colombia

La embarcación que será dirigida a control remoto estará en Hydrocontest 2016 en el Lago Lemán, situado en la frontera entre Francia y Suiza.

Un catamarán al que se le acople un submarino, que soporte 200 kilogramos y que cumpla con las características técnicas para ser el más veloz, es la creación que llevará al grupo de la Universidad Nacional Sede Medellín, Hydrometra a participar en el Hydrocontest 2016 en Suiza, que se desarrollará entre el 24 y el 31 de julio.

 

Este concurso está orientado a estudiantes de ingeniería y tiene como principal objetivo diseñar y construir una embarcación altamente suficiente en términos de velocidad y consumo energético. Es una competición internacional abierta a universidades y escuelas de ingeniería en la que participarán equipos provenientes de países como Francia, Suiza, Inglaterra, Brasil y Australia.

 

Hydrometra no es la primera vez que hace presencia en este tipo de confrontaciones, pues el año pasado se trajo el premio al diseño más innovador y en el año 2014 obtuvo el galardón al espíritu Hydrocontest, debido al gran compromiso y compañerismo, de sus integrantes con los demás equipos.

 

Ahora en su tercera oportunidad, esperan demostrar la experiencia adquirida y traerse el premio mayor, al respecto Steven Jiménez Gómez, estudiante de Ingeniería de Control e integrante de Hydrometra dijo que es una experiencia muy importante en la que ha podido interactuar y conocer estudiantes de otras universidades, pues el año pasado tuvo la oportunidad de estar en Suiza.

 

"Para este año hemos conservado el concepto de la embarcación que utilizamos el año pasado, el catamarán con Hydrofoils. Gracias a que éste cuenta con hydrofoils, a medida que el barco gana velocidad incrementa la fuerza de sustentación, permitiendo lograr una elevación, que es similar al efecto de las alas de un avión, de modo que disminuyamos el arrastre y las pérdidas debidas a los cascos y poder alcanzar una mayor velocidad. Sin embargo, rediseñamos y mejoramos varios elementos de la embarcación anterior: cambiamos los foils y su posición, cambiamos completamente la transmisión, mejoramos las características del submarino, fabricamos e implementamos un sistema de control y manejo más robusto; y siempre encaminados a reducir el peso y ser más eficientes."

 

Agregó que para lograr lo anterior, se deben pasar por varias etapas, la primera es el estudio previo, el diseño hidrodinámico, por ejemplo analizar las formas para hacer el barco eficiente en el agua, los cascos y los `foils`, después se va al diseño mecánico como las trasmisiones y los esfuerzos en el barco, luego teniendo los materiales se van trabajando los protocolos de manufactura y cuando todo ese diseño se tiene hecho se pasan a las pruebas para ajustar detalles. “La experiencia que tenemos nos ha servido tanto que algunas ideas para este nuevo prototipo la sacamos del pasado concurso”.

 

Daniela Rico, estudiante de Ingeniería Mecánica e integrante de Hydrometra manifestó que otro de los propósitos a futuro es posicionar una industria Naval en el país debido a que es muy escasa. “Colombia cuenta con recursos fluviales, y marítimos, pero eso no se ha aprovechado, entonces queremos empezar a fabricar y diseñar embarcaciones que sean de bajo peso, que soporten carga y que sean eficientes en cuanto a consumo energético, por eso ir a Suiza es fundamental, conocer otras culturas nos permite aprender sus métodos pues de una u otra manera están más avanzados que nosotros”. 

 

Parte de la innovación para este 2016 es que se trabajará con materiales compuestos, en Colombia es muy escasa la oferta industrial de estos materiales, pero reflejan ventajas en las competiciones, son de bajo peso y permiten eliminar los perfiles de metal por fibra de carbono.

 

Uno de los problemas que tiene Hydrometra es la consecución de recursos, pues aunque la Universidad Nacional apoyó económicamente, el solo viaje de cada estudiante podría costar más de 7 millones de pesos, por eso realizan un trabajo muy fuerte para lograr que con ventas de boletas, bazares y alianzas público-privadas se solventen todos los gastos.

 

“Los materiales cuestan más de 20 millones de pesos. Esperamos viajar el 19 de julio a Suiza y dejar el nombre de la Universidad Nacional en lo más alto, estamos motivados, estamos al nivel de otras universidades y eso se verá reflejado en las pruebas”, enfatizó Jiménez.

 

Hydrometra está conformado por grupo de estudiantes de ingeniería mecánica, civil, eléctrica, control, industrial y administrativa en el que cada uno tiene una función específica, divida en subequipos, como por ejemplo está el equipo de gestión y comunicaciones conformado por: Daniel Calle Castrillón, César Velásquez Pineda, Juan Pablo Giraldo, Alejandra Quiroz Gómez, Sharon Camacho Guzmán y Alejandro Rojas.

 

Otro de los equipos es el de diseño hidrodinámico, encargados de los cascos, los foils y el submarino en este grupo están: Mateo Bonilla, Laura Montoya, Juan Pablo Molina; en el equipo de manufactura están: Gabriel Vargas Espinal, Alejandra Quiroz Gómez, Daniela Rico Gutiérrez, Esteban Álzate Atehortúa, Julio Arias Quiroz, Luis González y Julián Berrio.

 

También en el equipo de diseño eléctrico y de control, encargados de los componentes electrónicos para el manejo del barco, se encuentran, Eduardo Ospina Serrano, Steven Jiménez Gómez, Sergio Betancur y Jahdiel Pabón. Asimismo están en el equipo del diseño mecánico: Julián Sierra, Juan Macías y Mateo Marín.

 

Finalmente de este proceso han hecho parte los docentes, Diana López Ochoa, Juan Fernando Ramírez, Mauricio Toro, Andrés Evelio Gómez y Juan Manuel Meza. El grupo espera realizar una buena presentación y dejar el nombre de la Universidad Nacional en lo más alto del viejo continente, además de impulsar la industria naval.

 

López Ochoa, asesora del proyecto y profesora adscrita al Departamento de Ingeniería Mecánica recalcó que, “este grupo ha logrado lo que significa trabajar en equipo, cada uno de las disciplinas se ha integrado de la mejor manera, es un proyecto que aplica todos esos conceptos de las aulas y de la academia, es la mejor práctica para ellos. Ojalá este tipo de proyectos se sigan fortaleciendo y  más adelante se puedan consolidar como oportunidades de negocios”.