Escudo de la República de Colombia

Luego de 3 días de visita a la Facultad de Minas y después de hablar con estudiantes, docentes y directivos del programa; se espera la renovación de la acreditación.

Se resaltaron aspectos positivos como la investigación, la formación técnica, la calidad de los docentes, la cobertura; y otros aspectos por mejorar como el bilingüismo, las habilidades sociales y la movilidad.

Oscar Rubiano Ovalle y Carlos Daniel Paternina Arboleda, delegados del Consejo Nacional de Acreditación – CNA- fueron los encargados, durante tres días, de evaluar el programa de Ingeniería Industrial en todos sus ámbitos.

El proceso inició con una presentación general de la universidad que estuvo a cargo el vicerrector, John William Branch Bedoya, luego los pares académicos conocieron todo el campus de la facultad, para luego reunirse con los egresados.

En un segundo momento se congregaron con Bienestar Universitario,  Extensión Universitaria, Relaciones  e Internacionales y finalmente emitieron un informe preliminar.  

Rubiano Valle aseguró que una de las prioridades no solo de la Facultad, sino de la Universidad Nacional es asegurar la sostenibilidad de los programas. Además insistió en lo trascendental que es para cualquier profesional las destrezas comunicativas y expresivas, en las que sugirieron que se pueden mejorar.

“Notamos que algunos estudiantes son muy individualistas y se les dificulta trabajar en grupo. Además no cuentan con habilidades para relacionarse y expresarse fácilmente,   y por eso podrían perder alguna oferta laboral”, aseguró Rubiano Valle.

Añadió que en la parte técnica y académica son competitivos y ejemplo de ello, son algunos de los egresados que hoy son ilustres empresarios en el país o de alguna manera contribuyen en el sector público.

Paternina Arboleda reconoció el gran avance y la dinámica que tiene la investigación en la universidad y admiró, la capacidad de los estudiantes para desarrollar proyectos que vayan en pro no solo de la región sino de la academia.

“La Universidad Nacional es referente en el país y eso no va a cambiar, porque cada vez avanza más”, aseguró a la vez que indicó que se debe analizar el modelo de movilidad entre las sedes para garantizar más efectividad y agilidad.

Agregó que el programa va ser acreditado, pero que cada vez ese tipo de encuentros se convierten en el mejor escenario para debatir y enriquecer la educación en el país.

Al respecto, Elkin Rodríguez Velásquez, director del Área Curricular de Ingeniería Administrativa e Ingeniería Industrial, manifestó que el balance es positivo, y que los pares fueron propositivos y abiertos a todo el proceso, e identificaron varios temas en los que el programa ha venido mejorando y otros que se pueden fortalecer.

“Por ejemplo se está trabajando en contratar docentes que tengan dominio de otros idiomas y se ha pensado en la posibilidad de implementar estrategias que permitan la apertura de más laboratorios”, dijo Rodríguez Velásquez.

Acotó que en conjunto con Bienestar Universitario se trabajará para mejorar las habilidades sicosociales de los estudiantes y además generar actividades que permitan más contacto con el inglés.

Luego de finalizar la visita los pares elaboran un informe completo y detallado de lo que encontraron en el programa, luego se lo envían al Ministerio de Educación y posteriormente ese ente toma el informe  de la autoevaluación realizada por la Facultad de Minas, y con base en ambos informes emite su concepto técnico sobre si se re acredita el programa y si es así, por cuánto tiempo se hace.