Escudo de la República de Colombia

 

Un grupo de 16 estudiantes de la Facultad de Minas,  provenientes de diferentes partes del país, son beneficiados actualmente con los estímulos otorgados por el Banco de Bogotá. Su promedio académico sobresaliente fue indispensable para que este grupo de jóvenes y sus familias cuenten hoy con un apoyo económico adicional.

 

El grupo de 16 estudiantes, que adelanta sus estudios en las instalaciones del Campus Robledo de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, cuenta con un estímulo económico mensual otorgado por el Banco de Bogotá.

 

Esta beca, según César David Mera estudiante de Ingeniería Civil, le sirve a él y a su familia para mitigar los gastos que implica estudiar lejos de casa, “a mí me sirve para pagar las copias, la alimentación y los pasajes, alivia mucho el bolsillo porque estudiar lejos del lugar de origen trae unos gastos adicionales a los que tiene la educación”, asegura el estudiante oriundo de Pasto (Nariño).

 

Para acceder a estas becas, los candidatos son elegidos entre el grupo de estudiantes foráneos que se encuentren matriculados en los primeros semestres de alguno de los programas ofrecidos por la Facultad de Minas, adicional a esto, deben contar con un promedio académico sobresaliente y conservarlo a lo largo de la carrera. Este grupo es llamado a una reunión informativa en la que se dan los parámetros en caso de adquirir este apoyo económico, posterior a esto se realiza una entrevista en la que se le indaga a los candidatos por sus aspiraciones y necesidades.

 

Este fue el conducto que siguieron Diana Marcela Martínez Robles, Daniel Alberto Martínez Villamil, León Darío Peña Londoño y otros 13 estudiantes que hoy cuentan con el apoyo de esta entidad bancaria. Juan Felipe Cadavid viene de Salgar (Antioquia) y también recibió el correo que le notificaba que el Banco de Bogotá y la Corporación Prodeminas lo postulaban a una de estas becas. Más allá del valor económico, Juan Felipe resalta de este tipo de iniciativas el apoyo que recibe por estudiar. “Es muy bueno que con este tipo de acciones nos estén demostrando que estudiar si trae resultados positivos, que se puede y que se cuenta con el apoyo de personas que creen en nosotros, es muy duro irse de la casa para cumplir los sueños, pero acciones como estas le hacen agarrar otra vez impulso”, destaca el estudiante de Ingeniería Geológica.

 

Por su parte, la oficina de Bienestar Universitario de la Facultad de Minas realiza un acompañamiento psicosocial a estos estudiantes que se enfrentan a grandes retos en su vida  personal y académica. El manejo del tiempo, los hábitos de estudio y las relaciones interpersonales son algunos de los aspectos en los que se centran las asesorías realizadas por esta oficina para que los estudiantes superen el desafío de estudiar lejos de casa.