Escudo de la República de Colombia

El premio fue en la Categoría Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y el título del trabajo fue: ‘Influencia de la corriente en Chorro del Chocó sobre la Hidroclimatología de Colombia’Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

 

En una ceremonia que se llevó a cabo en el Auditorio Teresa Cuervo Borda del Museo Nacional de Colombia, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), liderados por el profesor Germán Poveda Jaramillo, adscrito al Departamento de Geociencias y Medio Ambiente, recibieron el Premio Nacional Alejandro Ángel Escobar en la categoría de “Medio ambiente y desarollo sostenible”.

 

El profesor Poveda Jaramillo y su equipo de investigadores, premiados por la FAAE, se embarcaron en la tarea de estudiar cómo una corriente de vientos, conocida como el chorro del Chocó, influye en el clima, la hidrología y la meteorología de la Costa Pacífica de Colombia, uno de los lugares más lluviosos del planeta.

 

Esta investigación es pionera en su campo y constituye una contribución fundamental al entendimiento, modelación y pronóstico de los procesos que gobiernan el clima, la hidrología y la meteorología de la costa Pacífica de Colombia, uno de los lugares más lluviosos del planeta.

 

El Chorro del Chocó es una corriente de vientos que entra superficialmente desde el Océano Pacífico hacia el interior de Colombia, transportando gran cantidad de vapor de agua, que al condensarse en la atmósfera causa las extraordinarias lluvias de la región.

 

Los avances en el entendimiento del comportamiento del Chorro del Chocó permitieron avanzar en el diagnóstico, la modelación y el pronóstico de las lluvias y los caudales de los ríos de Colombia, especialmente durante las temporadas de mayores lluvias así como durante la ocurrencia de La Niña, épocas en las cuales son más probables las tormentas más intensas, las inundaciones, y los deslizamientos en Colombia.

 

Ver más en: http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/chorro-del-choco-esencial-para-el-pronostico-del-clima.html

 

Su equipo estuvo conformado por las estudiantes Leidy Johanna Yepes Palacio, de doctorado, y Manuela Velásquez Restrepo, Sara María Vallejo Bernal y María Camila Ángel Trujillo, de maestría. Así mismo participaron la capitán Diana Carolina Rueda Dimaté, de la Fuerza Aérea Colombiana; Juan Leonardo Moreno Rincón, profesional de Defensa de la Dirección General Marítima (Dimar) de la Armada Nacional, y John Freddy Mejía Valencia, adscrito al Desert Research Institute (DRI) de Nevada, en EE. UU.

 

Según el jurado, esta investigación obtiene el Premio, por ser un trabajo de altísimo rigor científico, de carácter interdisciplinario y que contó con la participación de múltiples instituciones.

 

El profesor Poveda, quien ha recibido este premio en cuatro ocasiones (1999, 2000, 2007 y 2019) y es el único docente activo de la UNAL que forma parte de la Misión Internacional de Sabios 2019, convocada por el Gobierno nacional, expresó su agradecimiento con la Fundación y rindió un homenaje a sus estudiantes como un ejemplo de los aportes de las mujeres a la ciencia.

 

Además aprovechó la ocasión para hacer un llamado urgente a la defensa del chorro del Chocó, que existe en parte por la presencia del bosque tropical lluvioso sobre la vertiente pacífica colombiana.

 

“La deforestación que está ocurriendo en este lugar podría ocasionar el colapso del chorro del Chocó y causar una sequía generalizada y permanente en una gran parte de Colombia”, declaró el docente.

 

Desde hace 64 años, la FAAE entrega estos premios, que son considerados como el más alto galardón entregado al trabajo científico y solidario que desarrollan los investigadores del país, no solo por la excelencia de quienes lo han recibido, sino por el rigor de los jurados encargados de adjudicarlos.