Escudo de la República de Colombia

6 estudiantes del curso de Seminario Proyectos en Ingeniería promueve esta iniciativa que busca coger los desechos de la palma y crear a partir de ellos mesas ecológicas.

 

Actualmente los desechos de la palma de aceite, en su gran mayoría, se acumulan debajo de las plantaciones y se espera que por el ciclo de vida natural se biodegraden, ahora estudiantes de la Facultad de Minas de la U.N. Sede  Medellín crearon un proyecto que permite recuperarlos y convertirlos en mesas ecológicas.

 

El cultivo de palma de aceite africana llegó al país hace más de 6 décadas y hoy día es uno de los países que más produce aceite de palma. Uno de los municipios en donde su economía se basa principalmente en ese cultivo es en Tibú, Norte de Santander, y estos generan unos impactos ambientales y sociales asociados.

 

Según Andrés Carvajal Maldonado, estudiante e integrante del grupo que propone la idea, el proyecto se centraría en Tibú, “se trata de dar un impacto social positivo a una región que ha sido golpeada durante muchos años por la violencia y grupos armados; además de presentar también hay un claro desempleo en localidad”.

 

Respecto al impacto, Karen Samboni Barrera, estudiante e integrante del grupo investigador, explicó que los cultivos degradan los suelos y genera grandes cantidades de desechos. “La disposición final de los desechos actualmente son usados como abono, a pesar de que generan malos olores y vectores, estos tienen un gran potencial económico”.

 

Ésta innovación se llevaría a la creación de empresa: “PalMadera del Norte” y, según Elkin Rojas Loaiza, estudiante integrante del grupo investigador, el proceso iniciaría almacenando los desechos (tusas), luego seguiría la lavada, el secado y el triturado. “Posteriormente, serían prensadas y conformadas, con lo que se generaría las láminas para fabricar las mesas y luego se cortarían de acuerdo a las dimensiones de las mesas”.

 

Rojas Loaiza añadió que el objetivo sería distribuir las mesas ecológicas en almacenes de cadena de las principales ciudades, en este caso Cúcuta y Bucaramanga, es decir, en la misma región.

 

“El precio de venta de acuerdo al estudio de mercado y en comparación con otros productos similares en el mercado actual es de $310.00 COP.”, finalizó Carvajal Maldonado.

 

En Colombia este tipo de proyectos no se ha implementado, sin embargo en países como la India se ha iniciado a ver en esta propuesta una gran idea de negocio.