Escudo de la República de Colombia

Sebastián Henao García, recién egresado del programa de Ingeniería Mecánica, fue seleccionado como uno de los cinco finalistas en concurso de investigación internacional  organizado por la Asociación Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME por sus siglas en inglés).

 

Desde hace más de dos años comenzó su afán por explorar el campo de la energía eólica. Para él era un gran reto pues considera que en el país no hay suficientes avances al respecto. De hecho, plantea que su interés surgió con el objetivo de indagar sobre las barreras que han limitado la expansión de esta tecnología de generación en Colombia. Sin embargo, su trabajo tomó un rumbo diferente, enfocándose en la aplicación de herramientas de simulación en dinámica de fluidos computacional al diseño de turbinas eólicas.

 

Sebastián Henao García desarrolló esta investigación bajo la asesoría de los profesores Aldo Germán Benavides de la Universidad Nacional de Colombia y Omar Darío López de la Universidad de los Andes, y ahora se encuentran entre los finalistas del concurso Young Engineers Papers (YEP), organizado por la ASME, en el cual se premian los trabajos de investigación más sobresalientes en el área de mecánica de fluidos realizados por estudiantes de pregrado a nivel internacional.

 

“La generación eléctrica a partir de fuentes eólicas es una alternativa prometedora para satisfacer la demanda creciente de energía a nivel mundial, sin embargo, aún hay lugar para mejoras en este campo de la ingeniería”, destaca Sebastián. “Nuestro trabajo buscó validar la utilidad y precisión de herramientas computacionales de código abierto para el diseño de turbinas eólicas y, a partir de esto, se propuso evaluar una variación del diseño tradicional de este tipo de turbinas”.

 

En la actualidad, uno de los desafíos más grandes para la expansión de la generación eólica es el desarrollo de herramientas que garanticen un diseño óptimo y confiable de las turbinas, buscando disminuir la incertidumbre y los costos asociados a su construcción. En particular, la aplicación de herramientas de simulación en dinámica de fluidos computacional permite estimar el movimiento del viento alrededor de la turbina y la cantidad de potencia que se podría extraer a partir del recurso eólico disponible.

 

“El valor agregado de nuestro trabajo radica en la aplicación de un método computacional simplificado para analizar el desempeño de una turbina en condiciones normales de operación; los resultados obtenidos fueron comparados con mediciones experimentales realizadas en una turbina eólica comercial. Una vez esto fue validado, se procedió a demostrar la utilidad del método, proponiendo y evaluando un diseño de turbina alternativo, que fue comparado con el diseño original para el cual se tenían mediciones experimentales”, explicó el ingeniero mecánico.

 

Añadió que los hallazgos de esta investigación son de gran relevancia para todas las entidades y personas involucradas en el mercado de las energías renovables, pues se demuestra la utilidad de un método de bajo costo computacional para apoyar las labores de diseño en las que se fundamenta la implementación de este tipo de proyectos de ingeniería. Sin embargo, aún hay varios aspectos en los cuáles puede mejorarse la herramienta, considerando además que esta puede escalarse al diseño de parques eólicos dado el bajo costo computacional requerido.

 

Por su parte, el profesor Aldo Benavides manifestó que, “participar de tan prestigioso congreso y que nuestro artículo de investigación haya sido seleccionado como uno de los finalistas del concurso, es un gran orgullo. ASME es probablemente la asociación de profesionales de la ingeniería mecánica más importante en el mundo, autora de innumerables códigos y estándares de diseño aplicados en muchos países. Que ellos se hayan interesado en nuestra investigación demuestra que vamos en la dirección correcta".

 

El profesor también recalcó que es un gran motivación y espera que se pueda realizar una destacada presentación en el congreso el próximo mes. "El método computacional simplificado desarrollado para analizar el desempeño de las turbinas eólicas tiene el potencial de implementarse a nivel industrial, no es una herramienta exclusivamente pensada para la investigación académica. Esperamos seguir refinando el método, Sebastián ha hecho un trabajo extraordinario; necesitamos que más estudiantes de ingeniería en nuestra Universidad se interesen en la energía eólica y en los métodos computacionales.”

 

En el mes de noviembre este egresado deberá presentar su proyecto en el marco del Congreso Internacional de Ingeniería Mecánica (IMECE por sus siglas en inglés), uno de los más importantes a nivel mundial y que este año se desarrollará en Estados Unidos. Allí, competirá con los demás finalistas por quedar entre los tres primeros puestos en una sesión de presentación frente a un jurado especializado. Además, todos los artículos de investigación seleccionados como finalistas serán publicados en la revista electrónica de la ASME y recibirán una mención de honor por sobresalir a nivel internacional.

 

“En la competencia se destaca como el único finalista internacional, lo cual resalta el valor y la calidad de nuestro trabajo. Me enorgullece poder representar a la universidad y al país. Además, me siento muy feliz por ver cómo se materializa el sueño de llegar a la última etapa de la competencia, siendo esta la mayor recompensa frente al esfuerzo y la dedicación que invertimos en el desarrollo del proyecto”, finalizó el investigador.

 

En este enlace se puede encontrar un mayor detalle sobre el trabajo y la competencia, y el correo electrónico de contacto del proyecto es: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

(Por: AMR)

75/18