Escudo de la República de Colombia

El 5° Encuentro Latinoamericano de Economía de la Energía tuvo como eje central el “Panorama de la energía en América Latina y el Caribe: desafíos, restricciones y oportunidades”. Esta región se prevé como una de las mayores demandantes de energía a nivel mundial en el futuro.

  

 

Entre el 15 y el 18 de marzo la ciudad de Medellín fue sede de la quinta versión de este Encuentro que reunió a expertos, académicos, líderes políticos y empresarios en torno al análisis de la actualidad y el futuro de Latinoamérica en el tema energético.

Para los analistas, en un futuro la mayor demanda mundial de energía se presentará en los países en desarrollo, este hecho traerá consigo una serie de transformaciones tecnológicas y de regulación energética con el fin de que puedan dar respuesta a la alta competitividad y al desarrollo sostenible.

Con base en este panorama se plantea este evento de gran importancia a nivel latinoamericano que contó con 170 participantes de diversos países. “Para nosotros fue un honor cuando nos otorgaron a Medellín como sede para esta quinta versión y más aun siendo la Universidad Nacional uno de los organizadores principales”, comenta Carlos Jaime Franco Cardona, profesor titular de dicha institución. Y agrega que en el Encuentro se dieron cita los principales investigadores y personas de la industria de la electricidad, el petróleo, el gas y las energías alternativas.

Una de las mayores preocupaciones que se desprende de este Quinto Encuentro es la falta de integración entre los países de América Latina y el Caribe en cuanto al tema energético, algo necesario para crear redes de colaboración que permitan consolidar un verdadero mercado latinoamericano.

Sergio Botero Botero, profesor asociado al Departamento de Ingeniería de la Organización en la Facultad de Minas, aclara que no existe siquiera una integración entre pequeñas regiones, como por ejemplo los países andinos o Chile y Argentina en representación del sur, en algunos casos debido a problemas diplomáticos y de soberanía.   

Para el presidente de la conferencia y vicepresidente de la Asociación Latinoamericana de Economía de la Energía, Isaac Dyner Rezonzew, las soluciones deben concebirse de manera integral para tener una mirada más holística, dadas las diversas potencialidades que caracterizan a cada uno de los países de la región. "La integración nos haría mucho menos vulnerables a posibles apagones y a integrar países que no están muy integrados (...) teniendo regímenes de climas diferentes que pueden complementarse bien, y además nos ayuda a tener una complementariedad económica". 

“Viéndolo positivamente creo que la región tiene ya un largo proceso de aprendizaje, conoce las ventajas, sabe las barreras y sabe que es un tema multidimensional. No es fácil promover la integración, pero la cooperación, en cambio, sí ha dado beneficios concretos como un paso para construir confianza”, opina Víctor Hugo Ventura, jefe de la unidad de Energía y Recursos Naturales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en la subregional de México. Por lo que este evento aportó a la discusión al establecer un diagnóstico de cómo está la región en el tema y hacia donde se proyecta.

Finalmente, la producción de energía eficiente y ecológicamente sostenible fue otra de las temáticas que se abordó en el evento, así como los retos que los mercados de la región de América Latina y el Caribe enfrentan frente a estos compromisos. Al respecto, Carlos Jaime Franco afirma que la regulación y la política energética se tienen que preparar para atraer una inversión en economías y en energías que sean mucho más limpias y amigables con el medio ambiente, a la vez que sea capaz de atender las grandes demandas que se vienen en temas energéticos.

El evento fue organizado por EPM, el Centro de Investigación e Innovación en Energía (CIIEN), la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, La Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y La Asociación Latinoamericana de Economía de la Energía (ALADEE).