Escudo de la República de Colombia

Con el objetivo de renovar la acreditación del programa de Ingeniería Civil, durante el miércoles 26 y jueves 27 de octubre, pares académicos visitaron las instalaciones de la Facultad de Minas de la U.N Sede Medellín.

 

La calidad y la evaluación constante de los procesos académico-administrativos siempre será un gran reto para las instituciones de educación superior, en ese sentido la visita de los pares académicos se convierte en un examen fundamental para mejorar las debilidades y perfeccionar las fortalezas.

 

Este tipo de autoevaluaciones son necesarias para que el proceso de renovación de la acreditación del programa se haga efectivo. Esto significa, en primer lugar, que un grupo de pares académicos reconoce la calidad de determinado programa y ese reconocimiento se traslada al título del egresado, es decir que se reafirma que la carrera tiene pertinencia e importancia social, además que el programa cuenta con estándares de calidad en todos sus aspectos.

 

Hernando Vargas Caicedo y Juan Diego Jaramillo Fernández pares académicos designados por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), visitaron la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín para analizar, los componentes del programa de Ingeniería Civil, en cuanto a procesos académico-administrativos, calidad educativa, laboratorios, programas de bienestar, infraestructura física, movilidad internacional de profesores y estudiantes y las  publicaciones científicas.  

 

Vargas Caicedo, par académico y profesor de la Universidad de los Andes en Bogotá, manifestó que es un balance muy positivo, “entre sus mayores fortalezas se encuentran el gran aporte de conocimiento y servicio que tiene el programa al desarrollo del país, los aliados públicos y privados que demuestran la conexión territorial, el sentimiento de gratitud de los egresados para esta alma mater, la calidad de los estudiantes y el alto nivel de los profesores”.

 

Agregó que entre otras fortalezas se destacan los programas de Bienestar Universitario tanto de la Sede como en la Facultad; los escenarios deportivos, la biodiversidad, ambiente y la infraestructura física del Campus del Volador, la historia de los logros y el alto reconocimiento nacional, los proyectos promisorios de cursos como Seminario Proyectos en Ingeniería y el banco de ideas innovadoras.

 

Por su parte, Jaramillo Fernández, par académico y profesor de la Universidad Eafit dijo que respecto a las debilidades hay que analizar aspectos como: el desarrollo y visibilización de producciones científicas que demuestren impacto en la comunidad, los cursos de inglés, la renovación y creación de nuevos laboratorios.

 

Yamile Valencia González, profesora adscrita al Departamento de Ingeniería Civil, opinó que los procesos de renovación de la acreditación toman tiempo, “tenemos más de 2 años recopilando información, realizando encuestas y procesando datos, sin embargo hoy se termina una de las fases más importantes y realmente es un balance positivo luego de la visita de los pares”.

 

Luis Augusto Lara Valencia, director del Área Curricular de Ingeniería Civil, aseguró que en el programa se manejan tres líneas de investigación: Geotecnia, Vías y Transporte, y las Estructuras. El programa tiene 924 estudiantes y más de 4.300 egresados para una carreta que tiene 105 años, “esto demuestra que nuestros profesionales son un bastión importante para el progreso de Colombia”.

 

Al respecto Jorge Eliécer Córdoba Maquilón, director del Departamento de Ingeniería Civil expresó un agradecimiento a las percepciones de los pares, no obstante, reconoció que se está trabajando en la mayoría de esas debilidades que mencionan. “Hay que tener en cuenta que hace dos años se inició con este proceso de renovación de la acreditación y que desde ese momento se viene mejorando en algunos aspectos, la visita hace parte del proceso, pero ya veníamos trabajando. Por ejemplo debemos renovar en cuanto a la infraestructura de los laboratorios”.

 

A partir de todas las observaciones documentales, después de las reuniones con estudiantes, docentes, egresados y directivas, los pares redactan un reporte que se envía al CNA y, ese mismo ente, junto con el Ministerio de Educación Nacional toma la decisión de otorgar la renovación de la acreditación y determina por cuanto tiempo.