Escudo de la República de Colombia

Proyecto entre universidad, empresa y estado  busca construir  un vehículo subacuático que permita captar imágenes en alta definición, tomar muestras y apoyar actividades de exploración de hidrocarburos.  

 

 

La robótica submarina, será la nueva apuesta de la U.N. Sede Medellín, la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), Ecopetrol y Colciencias, con la estrategia que pretende, con la ayuda de un submarino no tripulado, explorar lo más profundo de los mares colombianos.

 

Según Julio Correa, docente investigador de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la UPB, se trata de una propuesta de generación de conocimiento que dará como resultado la creación y formación en Colombia de investigadores y profesionales en el área de la robótica submarina.

 

La UPB se encargará del aspecto técnico, es decir de la creación de un robot subacuático que tendrá aplicaciones en exploraciones petroleras y biología, por ejemplo, actualmente los buzos tienen limitaciones en las profundidades y tiempo de permanencia, pero un submarino no tendría problema con ese aspecto. “También se podría emplear para apoyar misiones como la del Galeón San José y actividades para el control de la soberanía nacional, entre otras”, enfatizó Correa.

 

Agregó que se han realizado algunas pruebas, con un prototipo ya creado, en pruebas de exploración en Cartagena, en cayo Serrano archipiélago de San Andrés y Providencia, la represa de Guatapé, la bahía de Cartagena con la Armada Nacional y en Santa Marta con el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras – INVEMAR.

 

Cada institución aporta a este proyecto desde su conocimiento, en este caso la U.N. Sede Medellín con su fortaleza y solidez en el campo de la investigación de los océanos contribuyó al proyecto con el estudio del entorno marítimo, topografía marina, corrientes, olas, entre otros factores esenciales al momento de comenzar la exploración. Según Andrés Fernando Osorio Arias, director de Investigación y Extensión de la Sede, y director de Oceánicos - Grupo de oceanografía e Ingeniería Costera; en la U.N. existe una tradición de más de 30 años en investigación de aguas,  analizando su ciclo integral, es decir  los ríos, la atmosfera, la hidrología y la hidráulica, y fue hace 15 que se inició a pensar en el mar de Colombia sabiendo que el 50% del país corresponde a territorio marino.

 

“Hace seis años se establecieron algunas colaboraciones con la UPB, en ese entonces para proyectos en temas de energía, y desde ese momento hemos tenido una sinergia importante,  que nos ha ayudado a formular y establecer propuestas  como esta, que pretende crear capacidades técnicas y humanas en el país a través del diseño y el desarrollo de un robot subacuático que pueda sumergirse hasta 500 metros de profundidad, grabar videos en alta definición, tomar muestras de materiales sólidos y líquido, además de medir otras variables del medio marino para apoyar las actividades de exploración costa afuera desarrolladas por Ecopetrol”, explicó Osorio Arias.

 

Agregó que otras de las aplicaciones que puede tener el vehículo subacuático es que a futuro se pueden predecir eventos naturales como huracanes. “Estas alianzas son enhorabuena y lo más destacable son las capacidades que se pueden generar entre la universidad, empresa y  estado. Con esto se demuestra que estamos a disposición del país, de Centroamérica, del Caribe, del Pacífico y de Latinoamérica, para convertirnos en un país ejemplo y pionero en desarrollo, investigación y aprovechamiento sostenible de nuestros mares”.

 

Correa afirmó que este proyecto, por su naturaleza, es complejo, pues enfrentarse con las profundidades de los mares es complicado, y más si se tiene en cuenta variables como presión, corrientes y el estado en general de las aguas, por esa razón se cuenta con equipo calificado de alto nivel.

 

“Hay que tener en cuenta que es un robot submarino no tripulado, operado remotamente, estará en el fondo del mar y por medio de un cable se unirá con las personas que están en la superficie quienes brindan las órdenes al vehículo, el cable transporta la energía, pero a su vez mediante este también se envían señales e imágenes de video. Actualmente estamos trabajando con un prototipo llamado el visor3, el definitivo se entregará a mediados del año entrante”, explicó Correa.

 

La máxima velocidad que el visor3 puede alcanzar en el agua es de 1.6 metros por segundo, la potencia necesaria para su operación es de 1kW, el peso en el aire del visor3 es de 55kg (aproximadamente). Igualmente está equipado con dos cámaras, una para navegación y otra para tomar muestras digitales del lugar de trabajo. La cámara de navegación está conectada a la estación de superficie y a un dispositivo móvil que facilita las operaciones de despliegue. El vehículo que se está desarrollando está pensado para operar a máximo 500 metros de profundidad, con un peso en el aire máximo de 300kg y un volumen total de 1m3

 

Andrés Reyes Harker, funcionario del Centro de Innovación y Tecnología de Ecopetrol, aseguró que esta empresa tiene un reto enorme y es sacar el hidrocarburo que se encuentra en  caribe colombiano y esta herramienta nos permite visualizar lo más profundo del mar caribe y hacer observaciones de plataformas de operaciones petroleras, además de  analizar los tipos de arrecifes que existen.

 

El proyecto costó más de 8.000 millones de pesos, y participan más de 40 investigadores, entre profesores, estudiantes de maestría y doctorado.