Escudo de la República de Colombia

El estudiante de maestría en Ingeniería Infraestructura y Sistemas de Transporte, Conrado Lopera y el profesor adscrito al Departamento de Ingeniería Civil, Jorge Eliécer Córdoba Maquilón son los investigadores que crearon este desarrollo.

 

Según Jorge Eliécer Córdoba Maquilón, profesor adscrito al Departamento de Ingeniería Civil, esta propuesta de mezcla asfáltica ecológica representa ahorros en la producción, y reducción de sustancias contaminantes a la atmosfera, “como la mezcla se calienta menos, hay una disminución significativa de contaminantes no solo cuando se produce, sino en el momento de su aplicación”.

 

Este bioasfalto se creó gracias al convenio que tiene la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín con la empresa Conasfalto y Fedepalma. “Se logró tener la muestra a escala real en un tramo de prueba en el municipio de Sabaneta y esperamos hacer un seguimiento riguroso para avanzar en la investigación”, agregó el profesor.

 

El bioasfalto con aditivo de palma, tiene capacidades de adherencia, durabilidad, es más brillante y una de las características que más valora Córdoba Maquilón es que, “como la mezcla reduce su temperatura habrá menor afectación a los trabajadores, llega a su estado de enfriamiento más rápido y es considerablemente amigable con el medio ambiente”.

 

Los asfaltos convencionales mezclados con petroquímicos tiene penetración 60/70 y las temperaturas de mezclado están alrededor de 150°c, mientras que este desarrollo reduce en 15° la temperatura de mezclado. Al respecto, Yuly Fernanda López Contreras, ingeniera química y jefe del Laboratorio de Conasfaltos, aseguró que "los principales beneficios de esta creación, luego de los resultados obtenidos en laboratorio, es que hay una reducción de temperatura de mezclado, una mejora en la resistencia a la susceptibilidad generada por la humedad y la disminución en las emisiones de compuestos orgánicos volátiles desde la producción hasta la implementación del bioasfalto".

 

Igualmente para la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), esta investigación será el punto de partida para el futuro y desarrollo del país, teniendo en cuenta que en Colombia, según cifras oficiales del 2014, fue el primer productor de aceite de palma en América y el cuarto en el mundo, además es un sector  que genera gran cantidad de empleo de calidad y negocios inclusivos para pequeños y medianos emprendedores.

 

“Este es el resultado del convenio y del trabajo que se viene haciendo con la U.N. Sede Medellín, y es muy significativo saber que se logró sustituir productos importados por aquellos de producción nacional como el aceite de palma que es un producto que se hace en las zonas rurales del país con mano de obra nacional y con el esfuerzo de todos los industriales”, enfatizó Jaime Fernando Valencia, líder de Valor Agregado de Fedepalma.

 

Lo que se viene para este proyecto, según Rubén Ramírez, director de Negocios de Conasfaltos, es un trabajo de socialización y convencimiento a las alcaldías, gobernaciones y Gobierno Nacional para que comprendan los beneficios ambientales y económicos de este producto, la calidad  y que se comience a aplicar en todo el país.

 

“En algún momento la industria tendrá que volcar su mirada a producir asfaltos naturales y este es un momento crucial para dar el paso necesario y hacerlo, para que de esta manera se le pueda dar confianza al sector y se empiece a sustituir el petróleo por aceites u otros productos bioquímicos”, finalizó Sergio Cifuentes Mosquera, representante del área de Calidad e Innovación de Conasfaltos.