Escudo de la República de Colombia

La empresa Korea Electric Power Corporation (KEPCO) y la Universidad Nacional de Colombia  suscribieron un convenio que les permitirá trabajar conjuntamente en temas relacionados con energía eléctrica en el país. Esto, además, representa una puerta abierta para impactar otros mercados importantes en el sur del continente como los de Perú, Chile, Brasil y Ecuador.

 

“Vamos a empezar con un proyecto de estudio de la Subestación digital y el bus de proceso en Colombia. Esta es una tecnología muy novedosa que en el país se está empezando a implementar, lo que representa un reto tecnológico muy grande. La Universidad está decidida a apoyar esta transición tecnológica fundamental para los sistemas de potencia del presente y el futuro”, contó el profesor Germán Zapata Madrigal, director del grupo de investigación en Teleinformática y Teleautomática de la U.N. Sede Medellín.

 

En un sistema de energía eléctrica las centrales de generación están alejadas de las ciudades. Para transportar la energía generada se debe elevar el nivel de voltaje y, una vez en la ciudad, este debe transformarse de alto a medio voltaje. Estos procesos de transformación se hacen en las subestaciones. En Colombia hay más de 350 subestaciones en los niveles de 115,220 y 500 kV y la intención es que migren a digitales, aprovechando que, en general, el sector está convencido de la necesidad del cambio por las ventajas que representa en términos de reducción de cableado y tiempo de detección de fallas, y porque se mejora la calidad del servicio y se facilita el mantenimiento.

 

En procesos de este tipo KEPCO, quien lidera el monopolio estatal de generación, transmisión y distribución de energía en Corea del Sur, tiene amplia experiencia y ha desarrollado herramientas de ingeniería para hacerlo más eficiente; herramientas que ahora están a disposición de la industria eléctrica del país con el apoyo de la U.N.

 

“Este proceso es muy complejo y se requiere el uso de herramientas de ingeniería y diseño muy sofisticadas y un soporte local que lo dará la Universidad. Además exigirá mucho entrenamiento y otras capacidades que hay que formar en los ingenieros como fortalezas en comunicaciones, en modelos de datos y en los nuevos esquemas de protección de los sistemas eléctricos”, explicó Zapata Madrigal.

 

Para la Universidad Nacional de Colombia, que tiene el liderazgo en el tema de automatización y comunicaciones para sistemas de energía, esta alianza es valiosa pues aporta tecnología y conocimiento de punta además de la posibilidad de formar ingenieros líderes en este tipo de asuntos, de ahí que es importante también para el país. De hecho, ingenieros de KEPCO ya han visitado la Sede Medellín para cualificar profesionales y estudiantes del grupo de investigación.

 

“A futuro la idea es que nosotros repliquemos los cursos y ofrecerlos a los ingenieros de las empresas de energía, eso nos permite fortalecer nuestras capacidades para brindar consultoría y servicios de laboratorio aprovechando que el sector eléctrico nos identifica por el liderazgo que tenemos en pruebas de protocolos de comunicaciones en sistemas de potencia”, indicó el profesor. Agregó que lo que se hará en Colombia se planea replicarlo en otros países donde la Universidad será la encargada de dar entrenamiento y soporte a las compañías de energía.

 

Tras dos años de contacto con esta compañía del sudeste asiático, finalmente el rector de la U.N. suscribió dos convenios marco, uno con Kepco y otro con el centro de investigaciones de la empresa (KEPRI), y se perfeccionan los términos de un contrato específico con la Facultad de Minas. “En palabras de los ingenieros coreanos la Universidad es la clave para impulsar estas tecnologías en el país y en el sur del continente, por el potencias y capacidades de sus docentes y estudiantes”, concluyó el profesor Germán Zapata.

(Cortesía UNIMEDIOS)