Escudo de la República de Colombia

Así lo afirmó Orlando Navas Camacho, Presidente Consejo Profesional de Geología en la apertura de la XII Semana Técnica de Geología e Ingeniería Geológica, “la diversificación de las Geociencias”, evento que se desarrolló en el Hotel Tryp del 9 al 14 de agosto de 2016.

 

Compartir avances e investigaciones actuales sobre las Ciencias de la Tierra, reunir a la academia, el estado y la industria, así como fortalecer el gremio y buscar estrategias para llegar a ser parte de la toma de decisiones del alto Gobierno respecto a la sociedad, fue el objetivo de la XII Semana Técnica de Geología e Ingeniería Geológica. Durante esa semana hubo 10 cursos cortos, 4 salidas de campo, 12 conferencias magistrales y 82 técnicas.

 

El acto de apertura fue precedido por Pedro Nel Benjumea Hernández, decano de la Facultad de Minas; Geovany Bedoya Sanmiguel, jefe del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad Eafit; María Jaqueline Espinosa Rodríguez, directora de Geología de la Escuela de Ingenieros de Antioquia; Alberto Ochoa Yarza, director técnico de Geociencias Básicas del Servicio Geológico Colombiano y Presidente de la Sociedad Colombiana de Geología; Orlando Navas Camacho, presidente del Consejo Profesional de Geología; Germán Rodríguez Charry, presidente de la Asociación Colombiana de Geólogos y Geofísicos del Petróleo y Juliana Ceballos Restrepo, presidenta de la décimo segunda Semana Técnica de Geología e Ingeniería Geológica.

 

Allí se dio inicio al ciclo de conferencias magistrales y técnicas. Para Pedro Nel Benjumea Hernández, decano de la Facultad de Minas, el país no le ha dado la importancia real que tienen las Ciencias de la Tierra para el desarrollo sostenible de la población colombiana.

 

“Sin un conocimiento adecuado de nuestros suelos y de los procesos geológicos que ocurren, los criterios para la toma de decisiones y asuntos estratégicos seguirán siendo deficientes. Esto ha producido un inadecuado aprovechamiento de los recursos del subsuelo, una capacidad de adaptación reducida frente a los efectos del cambio climático, sobrecostos relacionados con la atención de desastres y emergencias por amenazas o defectos geológicos”, agregó el decano.

 

Según Benjumea Hernández es evidente la baja inversión en la investigación de las Geociencias, por ejemplo entre 1990 y 2007 se identificaron solo 16 proyectos de investigación financiados por Colciencias por 1.600 millones de pesos. Igualmente en el periodo 2008-2012 la suma aumentó a casi 14 mil millones de pesos pero esta vez apoyados por la Agencia Nacional de Hidroicarburos (ANH), y la Red Nacional de Laboratorios.

 

“Por esa razón se debe consolidar el apoyo a los grupos de investigación, fortalecer la relación Universidad-Estado-Empresa, crear redes de investigación internacional y un programa de doctorado en Ciencias de la Tierra en el país. Asimismo reforzar los programas de maestría, y generar más integración de los Geocientíficos en el alto Gobierno para contribuir a decisiones más acordes con la realidad”, concluyó Benjumea Hernández.

 

Al respecto, Alberto Ochoa Yarza, director técnico de Geociencias Básicas y Presidente de la Sociedad Colombiana de Geología, aseguró que el futuro de las Geociencias está en los estudiantes que participan en este tipo de encuentros. “Para lograr el desarrollo económico y social de un país es fundamental conocer el territorio, desde el potencial de los recursos naturales que alberga el subsuelo, minerales, hidrocarburos y aguas subterráneas; hasta las amenazas de origen geológico como sismos, erupciones volcánicas y deslizamientos”.

 

Para Ochoa Yarza ese conocimiento es trascendental para el adecuado planeamiento del uso del territorio con miras a mitigar riesgos sobre la vida humana. Y uno de los retos es cómo colectivizar el uso de los recursos naturales para mejorar la calidad de vida de la población, para ello es relevante la investigación geocientífica y la identificación de los recursos existentes en el territorio nacional.

 

“Los espacios que no llenamos nos los están llenando otros. El país tiene gran cantidad de información Geocientífica pero las comunidades no la conocen y urge que la población se apropie de ese conocimiento, con un lenguaje sencillo y claro. Igualmente que sea dinfundido y socializado para que sea de utilidad para el país. Además, estamos promoviendo con congresistas, alcaldes, gobernadores y autoridades la implementación de una estrategia que permita tener un geólogo en cada municipio como lo estipula la ley 1523 de 2012”, destacó Ochoa.

 

Acotó que este evento es de suma importancia para el sector, pues es el escenario ideal para compartir el avance que hay en la academia y es la única manera de intercambiar el conocimiento, y analizar “¿hacia dónde vamos?, ¿cuáles son las necesidades del país?, los retos y, ¿en qué se puede mejorar?”.

 

Orlando Navas Camacho, presidente del Consejo Profesional de Geología, manifestó que ya no se puede pensar en las fronteras del país, si no es en términos de la competencia, sobre todo en conocimiento geocientífico. Para este académico el gran reto está en la creación de una fuerte organización estudiantil geocientífica.

 

“La Geología ha estado ausente en los asesores del alto Gobierno y es hora de analizar cómo cambiar ese aspecto. Un país con el potencial geotérmico de Colombia y Ecuador debe formar un clúster de energía geotérmica para el subcontinente, y no lo tenemos simplemente porque el centro de poder nos impone que no está a la orden del día”, finalizó Navas.

 

En el evento de apertura asistieron más de 150 personas y duró más de dos horas en el Hotel Tryp, donde se desarrollaron la mayoría de conferencias.