Escudo de la República de Colombia

8 estudiantes de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín crearon proyecto para comercializar el producto.

 

Aprovechar la semilla de la pepa del mango para producir aceite de manila, que puede ser utilizado en la industria cosmética, es el objetivo del proyecto. Según Karen Cristina Hormechea Tapia, integrante del equipo investigador, la propuesta nació al analizar que en Colombia se produce el mango pero se solo utiliza la pulpa de la fruta y, la cascara y la pepa van a los rellenos sanitarios, es decir no se está aprovechando su valor agregado.

 

“Se pensó en la creación de una planta que estaría ubicada en Tuluá, Valle del Cauca, cerca de la empresa Nutrium que actualmente produce pulpas  de diferentes frutas y los residuos de mango los llevan a un relleno sanitario. La idea es aprovechar esa abundancia de residuos para procesar al mes 12.186 litros de aceite como un insumo para la industria cosmética con un precio por litro de 5.600 pesos”, aseguró Hormechea Tapia.

 

Agregó que el aceite sirve para elaborar cremas jabones dadas sus propiedades suavizantes y humectantes, se han realizado algunas propuestas y han arrojado resultados positivos, sin embargo la investigación sigue en curso para determinar datos estándar.

 

Según cifras, luego de la respectiva investigación, “el 40% del peso del mango corresponde a la cáscara y la pepa; es decir, que de las toneladas generadas en determinado año más de 105.854 son de residuos de la misma”.

 

La inversión inicial del proyecto es de 274 millones de pesos, este grupo interdisciplinar de estudiantes espera  buscar el financiamiento del capital de trabajo con la empresa Nutrium, debido a que ellos serían los primero beneficiados.

 

“Algunas empresas que trabajan con pulpas de fruta no está aprovechando los residuos del mango, de hecho estos van a rellenos sanitarios, aunque tenemos otras organizaciones en la mira para plantear el proyecto, sin duda es hora de empezar a buscar maneras de reutilizar los residuos, disminuir los líquidos lixiviados y mejorar el medio ambiente, y en este proyecto se pretende comercializar el aceite como insumo para compañías cosméticas en una presentación de 20 litros”, enfatizó Hormechea Tapia.

 

Se procesarían 3 toneladas de semilla diarias representados en 609 litros de aceite diarios, para una duración del proceso de 8 horas y 12 minutos, El proceso comenzaría con el ingreso de la materia prima, luego se iniciaría la limpieza y la separación y secado la misma,  acción seguida para el corte, triturado, prensado y filtrado, para finalmente envasar y empacar el producto terminado.