Escudo de la República de Colombia

El objetivo era conocer la percepción de la comunidad cercana al sitio donde posiblemente se construya la estación. Más de 150 personas estuvieron integradas al evento durante dos días. 

 

Sobre una imagen satelital plasmada en un mapa que exponía las posibles ubicaciones de la estación del metro Universidad Nacional, estudiantes, habitantes, transeúntes, comerciantes y público en general, aledaño al barrio Carlos E. Restrepo conocieron las particularidades del proyecto.

 

Este se socializó  a través de la tesis de grado de la Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Facultad de Minas denominada Estudio de integración paisajística como instrumento para la gestión territorial: Estudio de caso: Estación del Metro Universidad Nacional realizada por la estudiante Shirley Miller.

 

Durante el pasado viernes 11 y sábado 12 de marzo, más de 150 personas dividas en varios grupos de trabajo participaron activamente de este espacio que tiene como objetivo, según Shirley Miller iniciar un dialogo e interacción entre la academia y los interesados en el proyecto de operación comercial de la Línea C del metro,  pues se considera relevante el estudio del paisaje como construcción social.

 

“Son espacios fundamentales, el balance es muy positivo porque los asistentes se informaron de todo este proceso en el que viene trabajando hace más de 10 meses en grupo interdisciplinario. Aunque si bien es cierto, que el Metro de Medellín tiene los estudios técnicos del proyecto y lo tiene contemplado dentro de su Plan de Expansión,  aún no se ejecuta: estos encuentros permitieron entender  las percepciones del paisaje tales como: El Cerro el Volador, el Rio Medellín, La quebrada La Iguaná  y los edilicios como el Sena, La Minorista, entre otros”, manifestó Miller.

 

Verónica Botero Fernández, directora de Investigación y Extensión de la sede Medellín, y directora de la tesis afirmó que las instituciones públicas deberían buscar mecanismos similares para socializar los proyectos, pues es necesario analizar cómo recibe la gente los cambios de ambiente con las obras y tratar de entender la apropiación de esos espacios antes y después de que la estación esté en funcionamiento.

 

Agregó que es trascendental trasladar el conocimiento desde las aulas de clase, a la comunidad  y “es muy gratificante ver a la gente integrarse, participar, debatir y hacerse visible con sus opiniones. De hecho se pudo evidenciar que las personas no saben qué es un Plan de Ordenamiento Territorial, o la  Agencia de Paisaje y el patrimonio”.

 

Al respecto, Juan Guillermo Lopera, profesional en ejecución de proyectos de la Gerencia del Metro de Medellín, dijo que los procesos de socialización y  sensibilización de los proyectos, donde se habla y se escucha a la comunidad son fundamentales para avanzar,  pero a veces, son espacios muy cortos, no va toda la comunidad o no hay suficiente publicidad, entonces lo que quiere la Universidad Nacional a través de esta Maestría, es arrancar este primer hito, esta primera piedra, de contarle a todo el mundo que ya hay una estación definida allí, y que piensan con respecto a este nuevo actor.

 

Agregó que la unión entre las estaciones Caribe e Industriales se tiene pensada y el objetivo es poder tener una vía férrea, de doble propósito en el Sistema Férreo Nacional y en el sistema del metro local, ese proyecto es el más importante de la ciudad.

 

“Traer el metro a la Universidad Nacional, sería un logro muy  importante, para los estudiantes, el profesorado, y para todos los que vistamos la universidad. Realmente será acercar toda el área metropolitana con nuestro sistema a la academia, pero igual se conectará el entorno como la Minorista, el Sena, el barrio Carlos E. Restrepo, el puente de Colombia que está subdivido por el río, entonces no solo es la estación, pues el objetivo es unir toda una región”, aseguró Lopera.

 

Desde aproximadamente el año 2000 se viene pensando en la construcción de la estación, pero no ha sido posible debido a que esa entidad se ha dedicado  a otros proyectos, como los cables y el tranvía. Según Lopera se había adelantado tanto que se calculó el presupuesto para su ejecución iniciando con 100.000 millones de pesos que, “la mitad prácticamente era un material rodante que estábamos en adquisición que son los trenes, y alrededor de 60.000 millones para las estaciones”.

 

En total serían tres nuevas estaciones: la Universidad Nacional que quedaría en su aspecto exterior muy parecida a la de Sabaneta, una que se denominaría Distrito, por su componente de innovación y cercanía a Ruta N, y la última sería La Macarena.

 

En este momento el proyecto está en pre-factibilidad, “la idea es cerrar esa fase y pasar a la fase 2 que es la factibilidad. En esta última etapa ya se necesitaría una  ingeniería  de detalle, suponiendo los recursos para ello, se realiza en 2 años, y luego viene el proceso de construcción que se demoraría 3 años más, este es un proyecto de 5 años, siendo planificadores y  conocedores de un cronograma, de infraestructura de un proyecto importante”, puntualizó.

 

Finalmente, en la investigación de Shirley Miller participan también la profesora Aura Luz Ruiz, y el co- investigador, Luis Frey Zapata. Luego de este taller de participación el proceso sigue con la tabulación de los resultados, el propósito es que la tesis sea consultada por la comunidad en general.