Escudo de la República de Colombia

El Laboratorio de Calaire de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín participó del Taller Regional -Aporte de la Metrología para el Aseguramiento de la Calidad de las Mediciones de las Redes de Monitoreo de Calidad del Aire. 

 

Según Carmen Elena Zapata Sánchez, profesora del Departamento de Geociencias y Medio Ambiente y jefe del Laboratorio Calaire, desde hace 4 años se viene trabajando en un proyecto de fortalecer la metrología de todos sus procesos mediante una separación en 3 áreas: los ensayos, el mantenimiento y la metrología que es la que garantiza la trazabilidad de los datos.

 

En ese orden de ideas, la académica reiteró que haber participado en el Taller Regional -Aporte de la Metrología para el Aseguramiento de la Calidad de las Mediciones de las Redes de Monitoreo de Calidad del Aire que se desarrolló en Costa Rica, es un espaldarazo al trabajo que se viene realizando pues en el evento internacional estuvieron las instituciones y organizaciones más importantes del mundo en ese tema.

 

Zapata Sánchez afirmó que se trata de una actividad enmarcada en el proyecto “Metrología como herramienta para las tecnologías energéticas sostenibles y el medio ambiente (M4SET)”   organizada por el Departamento de Desarrollo Sostenible de la Organización de los Estados Americanos (DDS-OEA), en cooperación con el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST), el Centro Nacional de Metrología de México (CENAM), el Laboratorio Costarricense de Metrología (LACOMET) y la Universidad Nacional Costarricense (UNA).

 

“El curso pretendía consolidar las capacidades metrológicas asociadas con la operación de las estaciones de monitoreo de la calidad del aire, así como su mantenimiento y calibración. Además de fortalecer las alianzas regionales e internacionales que permitan el intercambio de prácticas entre organizaciones dedicadas a la operación de las redes de monitoreo de la calidad del aire, la metrología y el aseguramiento de la calidad”, explicó la profesora.

 

Durante 3 días se habló del monitoreo de la calidad del aire en América Latina, la normativa en contaminantes del aire, soporte de metrología en redes de monitoreo para la calidad del aire, calibración de sensores y analizadores de gas, además de los problemas, retos y proyectos a futuro en ésta área.

 

Y es que el Laboratorio Calaire de la U.N. pretende ser escogido para medir ozono en Colombia, para ello en el 2016 adquirió un fotómetro de referencia estándar ultravioleta (UV9) que mide los niveles del dañino ozono troposférico.

 

Tiberio Benavides quien fue la persona que estuvo en el taller y coordinador de Servicios de Metrología del Laboratorio Calaire, explicó que el fotómetro de referencia estándar UV9 consta de tres módulos: uno electrónico que toma las señales como temperatura y voltaje, otro de flujo, que es el que permite tomar el flujo de ozono y aire para llevarlos a muestra, y el banco óptico, que es el que hace la medición de ozono y genera el patrón.

 

El fotómetro fue diseñado por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST por sus siglas en inglés) en Estados Unidos y la Agencia de Protección del Medio Ambiente (en inglés, Environmental Protection Agency; más conocida por las siglas EPA). “Cuando se compró el equipo era el N°56 en el mundo, ahora hay 60. Esos equipos solo se venden a instituciones oficiales y máximo una por país, entonces la idea es lograr la acreditación  17025 y ser el primero en el mundo en tenerla”, explicó Zapata Sánchez.

 

Pero entonces, ¿Por qué es necesario es necesario tener un equipo de estos en Colombia?, la profesora explica que éste es un país tropical donde se tiene una radiación solar alta, donde el problema principal de contaminación son las fuentes móviles, sabemos que en el Valle de Aburrá el 80% de la contaminación aproximadamente es por fuentes móviles, entonces el ozono es un contaminante secundario que se produce a partir de los óxidos de nitrógeno que se producen en la combustión de los hidrocarburos que quedan también en la atmosfera por la misma combustión y la radiación solar.

 

En el país, según la académica se puede presentar episodios críticos de ozono, es por eso la importancia del monitoreo, “el ozono es tan peligroso como el material particulado, lo que pasa es que es silencioso, el ozono tiene influencias en las corneas, en los ojos, en la piel, en el tracto respiratorio porque el ozono es un gas oxidante, entonces tiene  influencia en varias enfermedades”, finalizó.

 

Añadió que a través de mediciones se pueden tomar decisiones constatadas en datos confiables. Además, la sostenibilidad ambiental es un aspecto que cada vez toma mayor relevancia en los gobiernos y sus metrópolis, buscando siempre  que los ciudadanos vivan y se desarrollen en un ambiente sano.

 

(Por/fin:AMR)

39/18