Escudo de la República de Colombia

Se trata de un Consultorio de Asesoría Técnica (CAT) que brinda soluciones a problemas que tienen los habitantes de Medellín respecto a la Ingeniería Civil e Ingeniería Ambiental. Nació en 1990 en el primer congreso de estudiantes de Ingeniería Civil que organizó la Asociación Nacional de Estudiantes de Ingeniería Civil ANEIC.

 

Milena Alvarán, lleva más de 20 años viviendo en el barrio Aranjuez, nororiente de Medellín.  Desde hace algunos meses evidenció en su residencia un problema estructural en las escaleras continuas a su residencia, y un muro que está en riesgo de colapso debido a la filtración del agua. Se enteró del CAT por medio de una persona allegada y de inmediato solicitó su ayuda. 

 

El CAT, según Lina María Ramírez Morales, estudiante de Ingeniería Civil e integrante del mismo, es un consultorio para personas de bajos recursos, en el que se puede solicitar asesoría técnica por parte de estudiantes y profesores en temas de Ingeniería Civil e Ingeniería Ambiental, temas como infraestructura, suelos, hidráulica, hidrología, vías y transporte.

 

La asesoría es gratuita, aunque se cobra el costo del transporte para las visitas. El proceso inicia cuando la persona contacta el CAT, ya sea a través  del electrónico o vía teléfonica; luego los estudiantes buscan a un profesor que maneje el tema por el cual piden ayuda y se programa la visita. Finalmente, luego de un mes, se emite un informe detallado con recomendaciones y posibles soluciones.

 

Para este semestre la novedad es la integración con los estudiantes de Ingeniería Ambiental quienes empezaron este semestre con la misma labor. Al respecto, Luis Alfredo Berrio  Martínez, estudiante de Ingeniería Ambiental y nuevo integrante del CAT, explicó que la integración de su profesión al consultorio permitirá aportar desde el Ordenamiento Territorial, es decir, saber si una población está bien localizada en determinado lugar, o si es invasión. “Vamos a analizar la parte dinámica del territorio, además estará la parte hidrológica, manejo de cuencas, vertimientos, evaluación de impactos ambientales, entre otros”.

 

Ramírez Morales aclaró que por semestre se pueden llegar a realizar 10 asesorías, hubo semestres en los que esa cifra se duplicó, depende de la disponibilidad de tiempo de los profesores.

 

Actualmente se trabaja en la ciudad, pero el grupo del  CAT ha resuelto problemas en municipios como La Ceja, Cocorná, entre otros. Son aproximadamente 30 estudiantes de pregrado, y algunos de estudiantes de maestría de Ingeniería Ambiental.

 

“A futuro se podrían crear alianzas con algunas entidades del gobierno, por ejemplo se hizo una reunión con el DAGRD que es una de las organizaciones que de alguna forma remiten caso al CAT”, manifestó Ramírez Morales a la vez que agradeció al profesor, Hernán Darío Cano Gómez, director del consultorio por el trabajo que viene realizando desde hace varias dos décadas.

 

A los estudiantes los motiva estar en el CAT es la razón del ayudar a las personas y aprender más sobre la carrera. Igualmente el profesor John Jairo Blandón Valencia, profesor adscrito al Departamento de Ingeniería Civil y director del Centro de Desarrollo e Innovación (CDi) quien evaluó el problema estructural de Milena Alvarán aseguró que el aspecto ambiental cada vez toma más fuerza y se convierte en pilar fundamental para la sociedad.