Escudo de la República de Colombia

Así lo aseguró, Manuel Guillermo Hoyos Trujillo, par evaluador, luego de la visita al Campus de Robledo de  la U.N. Sede Medellín en aras de la renovación de la acreditación en alta calidad del programa  de Ingeniería de Petróleos.

 

 

Entre los aspectos más positivos que encontraron los pares académicos sobre el programa de Ingeniería de Petróleos se destacan la calidad tanto de estudiantes como de su cuerpo docente, los programas de Bienestar Universitario de la Facultad como la U.N. Sede Medellín, la investigación y sus laboratorios, además de la infraestructura física de la Facultad de Minas y de la Sede.

 

Fredy Humberto Escobar Macuelo, profesor de la Universidad Surcolombiana "USCO" y par académico, manifestó, luego de varias reuniones con profesores, estudiantes y egresados durante los días 5 y 6 de abril de 2017, que uno de los agrandes aciertos del programa es la sinergia entre sus profesores y los proyectos de extensión que atraen recursos importantes para dotar los laboratorios.

 

“Cuentan con laboratorios y equipos de última tecnología, lo que ha permitido fortalecer los procesos de investigación, no solo de estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, sino de sus profesores que son bien activos en ese tema”, resaltó Escobar Macuelo.

 

Escobar Macuelo recalcó que la calidad de los grupos de investigación quienes generan tecnologías y mantienen buenas relaciones con la industria, lo que se traduce en proyectos, aspecto fundamental para tener un reconocimiento en el sector petrolero.

 

Manuel Guillermo Hoyos Trujillo, par evaluador y profesor de la Universidad Militar expresó que el programa está muy bien posicionado en  el medio, goza de un prestigio, es sólido y bien estructurado. “Luego de la visita me llevo un concepto muy positivo de sus estudiantes, planta docente, grupos de investigación y procesos académico- administrativos. No es gratuito que la Facultad de Minas vaya a cumplir 130 años, es una gran Universidad”.

 

Entre las recomendaciones que hacen los estudiantes, según Hoyos Trujillo se encuentra la realización de salidas de campo, ampliar las líneas de conocimiento del programa como “offshore” proyectos de exploración en costa, además de brindar cursos de humanidades pues cada vez más es fundamental el relacionamiento con las comunidades.

 

“Respecto a los egresados, se pedirá más fortalecimiento las relaciones con los egresados, es decir, los estudiantes de pregrado que siguieron con su maestría y doctorado en la Facultad conocen las convocatorias porque están aún inmersos en el campus, pero los que están por fuera desconocen las mismas”, anotó Hoyos Trujillo.

 

A partir de todas las observaciones documentales, después de las reuniones con estudiantes, docentes, egresados y directivas, los pares redactan un reporte que se envía al Consejo Nacional de Acreditación (CNA) y, ese mismo ente, junto con el Ministerio de Educación Nacional toma la decisión de otorgar la renovación de la acreditación y determina por cuanto tiempo.