Escudo de la República de Colombia

Almohadas que se adaptan a su anatomía

 

El creador del proyecto, que busca producir almohadas anatómicamente correctas, es Juan Camilo Hernández, egresado del pregrado de Ingeniería Mecánica y de la Maestría en Ingeniería Mecánica. “La propuesta nace porque en el mercado existen distintas opciones de almohadas, por ejemplos diferentes texturas, formas, costos, etc., pero ninguna logra acomodarse de manera rápida y exacta a la anatomía de cada persona,  causando malas posturas al dormir o noches de insomnio mientras la forma de la almohada logra acomodarse al cuerpo del usuario.

 

En este sentido el primer paso para identificar el problema fue realizar una encuesta sobre la percepción de las personas con respecto a las almohadas que normalmente usan y que ventajas o desventajas presentan al momento de dormir, y en torno a los resultados de esta investigación se planteó una solución en función de eliminar los problemas que comúnmente se perciben en las almohadas que se encuentran en el comercio.  A partir de estos resultados se produjeron los primeros prototipos vendiendo alrededor de 50 unidades, lo que hizo pensar a Hernández que su idea de negocio podría ser un emprendimiento más serio.

 

“El diseño de las almohadas es muy sencillo, pues lo más importante y lo que se busca es darle un alto y un ancho con base en las características de cada persona, como su peso y altura,   ya con estos datos  se puede determinar el peso que debe resistir la almohada para que quede a la altura deseada, de tal manera que cuando la almohada se deforme quede adaptada al  hombro de la persona de forma rápida”, explicó el emprendedor.

 

Mujeres que superan los 50 años, son las encargadas de la confección de las almohadas, de esa manera se brindará una oportunidad de empleo a esa población tercerizando el proceso de fabricación. El costo aproximado de cada producto varía entre 20 mil a 30 mil pesos, que comparados con productos  que se encuentran en el mercado que tienen precios entre 150 mil y 300 mil  pesos, presentan un ahorro significativo.

 

En este momento en el mercado se pueden encontrar almohadas de material visco elástico o látex en donde el descanso y el confort estarían asegurados, pues se trata de un material que elimina las tensiones y se amolda al contorno del cuerpo para que puedas relajarte en profundidad,  también se encuentran las tradicionales que son hechas con soporte de algodón o fibra siliconada, y las que contiene algunas adiciones como geles para para evitar que se caliente la zona en donde se descansa la cara .

 

“La almohada que propongo está fabricada con fibra de algodón siliconado como material de soporte  y un cubrimiento de tela Dacron, garantizando  la deformación que se requiere de ella,  siendo  coherente con las medidas anatómicas de cada persona donde el cuerpo se acomode de la mejor manera”, manifestó  Hernández.

 

Agregó que en la Facultad de Minas existen muy buenas ideas de emprendimiento que se quedan en el papel, “quizá muchos estudiantes no cuentan con el capital para iniciar, sin embargo cada vez más se están apalancando estás ideas desde el Gobierno local, departamental y nacional. Lo peor que puede pasar al tener una idea de negocio y no intentar desarrollarla, es  fracasar, sin embargo el conocimiento adquirido en el proceso puede llegar a ser más importante que un éxito inmediato, proporcionando así un soporte para nuevas iniciativas y emprendimientos que permitan crear empresa y vivir de una idea de negocio”.