Escudo de la República de Colombia

Actualmente la Facultad de Minas tiene 240 estudiantes de doctorado matriculados en sus 8 programas y ha graduado 150 doctores.

 

El 2017 es un año de efemérides para la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), primero, la celebración del sesquicentenario; segundo, los 80 años de la Sede Medellín; tercero, el aniversario número 130 para la Facultad de Minas. En el marco de esas conmemoraciones, Pedro Nel Benjumea Hernández, decano de la Facultad de Minas aseguró pensó en realizar un evento que congregara a los egresados de los programas de doctorado de la facultad denominado, “La Formación Doctoral como eje fundamental para desarrollo del país”.

 

John William Branch Bedoya, vicerrector de la U.N. Sede Medellín y quien presidió en el encuentro aseguró que, “desde la Vicerrectoría de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín y en nombre del rector, Ignacio Mantilla Prada, se unen a este evento de celebración de lo que ha sido la formación de doctores en ingeniería quienes ha venido sirviendo a la región, al país y al mundo en los últimos 30 años”.

 

Agregó que la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia, se ha convertido en una pieza clave para nutrir el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología del país con recurso humano formado y calificado de las más altas calidades científicas, académicas y humanísticas quienes han venido sirviendo en diferentes ámbitos del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, como  universidades, centros de innovación e investigación, empresas, siempre llevando en alto el nombre de una facultad que tiene como lema “Trabajo y Rectitud”.

 

“Hoy la Facultad de Minas demuestra a Medellín, Antioquia, Colombia y al mundo entero que somos una escuela de formación de doctorados de más alto nivel y prestos a atender los retos y desafíos que hoy el mundo globalizado pone de por medio”, recalcó el vicerrector.

 

Y es que el gran diferenciador de la Facultad de Minas es el compromiso que ha adquirido con la investigación. Según Benjumea Hernández eso se refleja en que el primer programa de doctorado del país fue creado en la facultad e igualmente graduó el primer doctor de Colombia.

 

“Precisamente este año, en la primera ceremonia de grados, se logró tener el doctor número 130, acontecimiento que coincidió con la celebración de su aniversario 130,  y que dio inicio a repensar el rol de los doctores para el desarrollo del país, analizar su formación, financiación y el papel en la industria”, aseguró el decano. 

 

El evento se desarrolló en pasado jueves 17 y viernes 18 de agosto; y en su primer día tuvo representantes de empresas como Argos S.A., Industrias Haceb, Ruta N, Keraunos, Constructora Conconcreto, Sika Colombia S.A., Sumicol S.A., Petroraza S.A.S., Grupo Bancolombia, entre otras, quienes compartieron sus experiencias en las creaciones de unidades de I+D+i.

 

Daniel Duque, Gerente de Investigación e Innovación de Argos manifestó que es gratificante que la Universidad esté creando estos espacios de encuentro con la empresa privado y el sector público, “es una misión que debe cumplir la universidad de cada vez buscar cómo más acercar las necesidades de la industria con el conocimiento académico y con la formación de personas, sobretodo en la formación doctoral”.

 

Dentro de esa primera jornada, también se llevó a cabo la entrega del libro a los egresados de los programas de doctorado llamado, “Conocimiento para el desarrollo del país”, un texto donde están recopiladas 150 tesis. Asimismo se hizo un reconocimiento al primer programa doctorado del país, Doctorado en Ingeniería – Recursos Hidráulicos.

 

En el segundo día, se contó con la participación de Iván Darío Agudelo Zapata, Representante a la Cámara por el Departamento de Antioquia, Comisión Sexta, quien explicó todo lo relacionado sobre Empresas Spin Off o de base tecnológica.

 

Al respecto, Iván Darío Agudelo Zapata dijo que es muy importante que la academia sea el artífice de las transformaciones en el país, ´academizar la política, no politizar la academia´. Pero es aún más importante que sea por los jóvenes, esos jóvenes que serán el futuro del país porque lo único que puede igualar a los colombianos es la educación y la desarticulación del conflicto armado.

 

“La universidad Nacional, y específicamente la Facultad de Minas es un recinto donde que le ha entregado a la sociedad colombiana grandes hombres que han aportado al progreso del país, por eso desde la universidad se tiene que trascender de la tiza, el tablero, los muros, mallas y  rejas de la universidad, y construir el país que todos queremos”, aseguró Agudelo Zapata.

 

Añadió que se tiene que hacer más para que los jóvenes puedan hacer realidad sus sueños, “que los padres en Colombia no vuelvan a enterrar nunca a sus hijos, que la única compañía que les hagan sea la de recibir el fruto de sus triunfos y así puedan sentirse orgullosos”.

 

El Representante a la Cámara se refirió al panorama gris que existe en Colombia en cuanto a la creación de patentes, donde se está en alrededor de 100 por año, cuando hoy Estados Unidos y China tienen 62 mil y 47 mil, respectivamente. “La empresa privada tiene que ser la primera en participar; por ejemplo en Korea del Sur la empresa privada aporta el 70% y el estado el 30%, aquí es a la inversa y bien poco”.

 

En creación de patentes de patentes Colombia está muy por debajo de países como  Brasil y México.  Por esa razón Agudelo Zapata propuso el proyecto de ley 215 de 2015, por el cual se dictan normas de fomento a la ciencia, la tecnología y la innovación, mediante la creación de empresas de base tecnológica (Spin Off), cuyo propósito es crear un ambiente institucional y normativo idóneo para la constitución de este tipo de empresas en el país.

 

Las empresas a base de conocimiento, son organizaciones que se crean para la explotación de productos o servicios que requieren de altas capacidades y conocimientos desarrollados a partir de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, en la que participan activamente miembros de las comunidades universitarias.

 

Conclusiones del encuentro

 

Ton Backx, invitado internacional y profesor de la Universidad Tecnológica de Eindhoven aseguró que la inclusión de doctores por parte de las multinacionales ha transformado la estructura de investigación dentro de las empresas, específicamente en el caso de su país, Holanda.

 

Igualmente, Juan David Ospina Arango, Gerente de Analítica e Inteligencia Competitiva de Bancolombia, expresó que la universidad tiene que ir a la empresa a contarle en términos prácticos qué necesita de la investigación. “Es el mejor momento para hacer la campaña pues hay presión e interés de las empresas colombianas”.

 

En el país existen empresas que cuentan con casos exitosos de creación de áreas de I+D+i por ejemplo las que asistieron al evento dan cuenta de ellas, sin embargo, la gran mayoría aún no conocen el papel que puede desempeñar un doctor al interior de la organización. Uno de los problemas u obstáculos por resolver son las expectativas acerca de los tiempos de construcción de las soluciones.

 

Jairo José Espinosa Oviedo, profesor adscrito al Departamento de Energía Eléctrica y Automática y organizador del evento, explicó que el enlace entre universidad y empresa requiere un impulso adicional en Colombia, además urge la integración de los grupos de investigación con el sector privado y público para generar espacios de planteamientos  de problemas.

 

“Se necesita crear ecosistemas de investigación para solucionar la brecha existente entre universidad-empresa y analizar la posibilidad de que el gobierno sea un financiador activo, así como las empresas privadas”, finalizó el profesor Espinosa Oviedo.

 

Retos de la Facultad de Minas

 

El decano de la Facultad de Minas, Pedro Nel Benjumea Hernández, aseguró que la clave para mantenerse como una de las facultad de ingenierías más importante e influyente del país ha sido saber y leer bien los momentos históricos y formular estrategias para salir adelante. “Cada década del país ha tenido sus dificultades, y en todas hemos estado al frente”.

 

Respecto al futuro dijo que los retos más inmediatos son la internacionalización, el cómo hacer para que la facultad esté en el radar o ecosistema de las mejores universidades del mundo, fortalecer la investigación, las relaciones con el sector privado y el Estado.