Escudo de la República de Colombia

Se trata de Jhon Fernando Sánchez Álvarez, estudiante de tercer semestre del Doctorado en Ingeniería - Sistemas e Informática.

 

Jhon Fernando Sánchez Álvarez no es la primera vez que piensa en mejorar la calidad de vida de personas con enfermedades neuromusculares.  Hace unos años, exactamente en el 2013 creó un teclado virtual para escribir por medio de chasquidos con la boca y ahora desarrolló, otra forma alternativa de comunicación que se basa en toques a la pantalla de un celular, tablet o computador para formar una letra.

 

“Se trata de una aplicación que está compuesta por un cuadrado  perfecto, cada lado representa una letra: Left (lado izquierdo),  Right (al lado derecho), Upper (lado superior), Down (lado inferior); el usuario debe tocar tres de esos lados para conformar una letra, por ejemplo para escribir la vocal A el usuario debe dar tres toques en los diferentes lados del cuadrado, uno en Upper y dos en Left, esa acción traerá automáticamente la letra A", explicó Patricia Jaramillo Álvarez, profesora adscrita al Departamento de Ciencias de la Computación y de la Decisión quien es la asesora del proyecto de Sánchez Álvarez.

 

Agregó que el sistema va contabilizando el tiempo y se debe ir acorde a él, sino se pierde el proceso y se debe volver a comenzar, el tiempo se puede calibrar depende de las necesidades y dificultad motriz de la persona  (0.5., 1, 2 y 4 segundos).

 

En el proyecto ambos han venido trabajando hace más de un año y ahora buscan modos de financiación para continuar, pues a futuro se espera que consolidar el sistema  y agregarle la función de sonido, “es decir realizar la misma acción pero en vez de toques, sonidos. Además a medida que avance el proyecto se podría llegar a tener textos predecibles como en los chat de WhatsApp”, manifestó la profesora.

 

La propuesta tiene tanto alcance que también se pretende llegar a determinar un dispositivo, ´lector de cerebros´ que pueda identificar códigos binarios (1´s y 0´s) y depende de lo que piensen las personas, el aparato puede convertirlos en letras y palabras.    

 

Actualmente la aplicación está en Android y se espera que esté es las diferentes plataformas digitales. Sánchez Álvarez tiene 28 años y cursa el tercer semestre del Doctorado en Ingeniería - Sistemas e Informática.

 

Durante su tesis de maestría realizó un análisis de teclados virtuales y creó un teclado virtual que funcionaba con sonidos, sin embargo tenía un problema de eficiencia; “se tardaba en promedio 15 segundos en escribir una letra. Ahora con esta nueva propuesta la persona con necesidades especiales de comunicación tardaría 5 segundos" expresó Jhon.

 

La enfermedades neuromusculares son progresivas, es decir que con el tiempo los síntomas se incrementan. “Si bien hoy una persona pueda pulsar la pantalla, en unos meses tendrá que hacer uso del sonido o hacer uso del dispositivo cerebral”, finalizó Sánchez Álvarez.